Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Las condiciones de calor en la Copa Mundial 2022 que se celebrará en Qatar debería ser la última preocupación para el fútbol, dadas las inquietudes más inmediatas que rodean a la competición del próximo año en Brasil, afirmó el lunes pasado el sindicato mundial de futbolistas, FIFPro.

 

Van Seggelen, Secretario General de FIFPro, manifestó a Reuters: ‘Me sorprende que los medios de comunicación están obsesionados con Qatar, de aquí a nueve años, y que no parezcan preocuparse sobre la Copa Mundial de 2014.’

 

Van Seggelen, en sus declaraciones tras la reunión mantenida con el presidente de la FIFA, Sepp Blatter, aseguró que los desplazamientos y el calor eran las mayores preocupaciones de FIFPro para la Copa Mundial del próximo año, donde algunos partidos están programados a la una de la tarde del horario local, en zona tropical.

 

Afirmó que los futbolistas habían sufrido ya los efectos del calor en la Copa Confederaciones de este año, especialmente en la semifinal disputada en Fortaleza entre España e Italia, donde hubo prórroga. ‘Mis colegas de los sindicatos español e italiano han hablado con los jugadores de sus respectivos países después de la semifinal. Estos jugadores dijeron que era imposible jugar la prórroga con ese calor, y ello a última hora de la tarde’, afirmó.

 

‘Debemos comprender que no es únicamente la calidad del juego lo que se ve afectado, sino que ello también podría perjudicar a la salud de los jugadores.’

 

‘El desplazamiento también es un problema: en ocasiones los vuelos son de hasta cuatro horas, y cuando acabas de jugar un duro partido y solo tienes unos días para recuperarte, eso también tiene su efecto.’

 

Van Seggelen añadió que estaba esperando un informe detallado sobre las condiciones en Brasil, antes de volver a debatir la cuestión con la FIFA. La investigación iniciada por el sindicato brasileño de futbolistas Fenapaf pretende definir las repercusiones que tiene sobre la salud de los futbolistas el hecho de disputar partidos en circunstancias de calor extremo.

 

Van Seggelen afirmó que mantenía una buena relación con la FIFA pero advirtió que, después de que el organismo rector del fútbol a nivel mundial no consultara a los futbolistas en cuanto a sus planes para 2014, FIFPro adoptará una postura más firme en el futuro. ‘Desafortunadamente, vamos a tener que comenzar a jugar de modo más agresivo, no porque queramos hacerlo, sino porque no tenemos otra opción’, aseguró.