Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Didier Drogba también es un feroz competidor fuera del campo.

El antiguo delantero del Chelsea ha hecho campaña por la paz en su Costa de Marfil natal, donado millones de euros en patrocinios para construir un hospital, y defendió los derechos de jugadores menos prominentes.

En un mensaje con motivo del 50 aniversario del sindicato mundial de jugadores FIFPro, Drogba dijo que apoyaba la labor del grupo, que busca proteger a los futbolistas contra los salarios no pagados y los malos tratos por parte de los ejecutivos sin escrúpulos de los clubes.

"Demasiados jugadores no reciben su salario cada mes y no se respetan sus contratos, eso es inaceptable", dijo Drogba en un mensaje de vídeo mostrado a los miembros de la FIFPro en Ámsterdam.

"El fútbol no debe estar por encima de la ley".

Drogba es presidente de honor de la División Africana de FIFPro.                       

Hay ejemplos frecuentes de abuso hacia los jugadores en la región.

Una investigación de cuatro meses llevada a cabo por FIFPro este año destapó el tráfico ilegal de 23 jugadores adolescentes en Laos, aparentemente con el fin de que los cabecillas se beneficiaran de sus gastos de transferencia.

Los jugadores tuvieron que dormir en una habitación sin ventanas en un suelo del estadio del club. Uno de los adolescentes dijo que era "como trabajo de esclavo".

Drogba, que juega en el Montreal Impact, grabó el video en París, en las oficinas de la Union Nationale des Footballeurs Professionnels (UNFP), uno de los 58 miembros de FIFPro.

Muchos otros jugadores han apoyado públicamente la obra de FIFPro en los últimos días.

"Nosotros los futbolistas tenemos que mantenernos unidos, orgullosos y juntos, y es esta solidaridad la que nos da nuestra fuerza", dijo Drogba. "Junto con nuestro sindicato nacional y FIFPro podemos defender los derechos de todos los futbolistas de todo el mundo".