Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Dos incidentes fatales han conmovido a las familias futbolísticas de Grecia y Polonia. El antiguo internacional juvenil griego, Panagiotis Bachramis, murió mientras nadaba, mientras que el talentoso jugador polaco Emile Swiderski se derrumbó sobre el terreno de juego.

 

Swiderski tuvo una muerte trágica. El pasado sábado, el delantero del Wissa Szczucin se sintió mareado en el minuto 40 del partido disputado ante el Mragovia Mragowo, un equipo de tercera división y cuarto nivel profesional. Swiderski pidió el cambio y se desmayó. Sus compañeros le sacaron del terreno de juego. Fue llevado al hospital, donde falleció en la mañana del domingo 15 de agosto.

 

Swiderski era uno de los mejores jugadores del Wissa. Durante la pasada temporada, el delantero de 23 años había llevado a su club al ascenso tras marcar 15 goles.

 

El entrenador del Wissa, Irenusz Piwko, hizo las siguientes declaraciones a un diario. ‘Antes del partido le pregunté si se sentía bien. Tenía un aspecto bastante normal y nada hacía presagiar  que algo iba mal. Durante el partido no jugó demasiado bien y yo pensaba sustituirle después del primer tiempo.

 

‘No sé lo que pasó después. Parecía un ataque epiléptico, Emil tuvo convulsiones, yo nunca había visto nada parecido. Estoy convencido de que el increíble calor que hizo ese día tuvo mucho que ver con lo ocurrido. Emil era fuerte, jamás se quejaba de su salud.’

 

Según informan algunos medios, a la hora del partido hacía aproximadamente unos 40 grados centígrados a la sombra. Pero el calor habrá sido mucho más intenso sobre el terreno de juego. Todavía no se han publicado los resultados de la autopsia.

 

Panagiotis Bachramis también tuvo una muerte trágica. El falleció el pasado viernes 13 de agosto. El futbolista griego de 34 años resultó sufrió heridas mortales mientras practicaba el snorkelling. Fue golpeado por una lancha motora cuyo patrón no se había percatado de la boya que marcaba el sitio de buceo de Bachramis.

 

Bachramis era centrocampista. El antiguo internacional juvenil había llegado al fútbol profesional en 1995, disputando 268 partidos en las divisiones griegas y marcando un total de 29 goles.

 

Bachramis estaba buscando un nuevo club. Durante las dos últimas temporadas había jugado para el Veria y anteriormente había llevado las camisetas del Apollon, Kalamata, Iraklis y Larissa. En 2007 conquistó la copa griega con el Larissa.