Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Don’t Fix It – el programa de información y prevención llevado a cabo por FIFPro, en cooperación con Birkbeck, la Universidad de Londres, la UEFA y la Unión Europea – da un importante paso adelante. En Budapest, FIFPro organiza un programa formativo de dos días de duración para todos los países participantes.

 

Representantes de los nueve países participantes estarán presentes en Budapest. Además, FIFPro recibirá también a los representantes de los árbitros, los directivos y los administradores de cada país, en Hungría. Juntos, formarán un “punto focal” en cada país e implementarán los programas educativos a nivel nacional.

 

Los participantes en Budapest asistirán a un curso de dos días. FIFPro ha invitado a diversos oradores a dirigirse a los miembros del curso el próximo miércoles 5 de junio, primer día del mismo, para hablar sobre sus experiencias y conocimiento acerca del arreglo de partidos; estos oradores incluyen al abogado Kevin Carpenter, a Sylvia Schenk, de Transparency International, al periodista de investigación Declan Hill y a Julie Norris, de Interpol.

 

El segundo día del curso, el jueves 6 de junio, será práctico. Los representantes de los sindicatos, los directivos, los árbitros y los administradores deberán idear un plan en el que definan la forma y el contenido de las campañas de educación y prevención. Posteriormente, utilizarán estas campañas para formar a los jugadores, a los directivos, a los árbitros y a los administradores de su propio país.

 

FIFPro lanzó el proyecto Don’t fix it en diciembre de 2012. Desde entonces, se ha realizado un trabajo considerable, principalmente por el doctor Andy Harvey y sus colegas del Birkbeck Sport Business Centre (BSBC), de la Universidad de Londres. Los investigadores han estado hablando con futbolistas y sindicatos de futbolistas en Inglaterra, Finlandia, Grecia, Italia, Noruega, Rumanía, Escocia y Eslovenia. El doctor Harvey ha investigado los factores que propician el arreglo de partidos, entre los que se incluye las apuestas ilegales, las actividades delictivas, la intimidación y los bajos salarios. El próximo miércoles presentará un informe sobre su investigación.

 

Las conclusiones del informe del doctor Harvey constituyen la base del proyecto, pues el programa de información y prevención surge de lo que el estudio identifica como la razón más importante para que los jugadores decidan participar activamente en el arreglo de partidos.

 

Una de las principales conclusiones del doctor Harvey es que el alcance del arreglo de partidos en Europa es imposible de cuantificar con precisión. ‘No debemos ser alarmistas ni complacientes, pero es necesario reconocer que el arreglo de partidos es una amenaza creciente que debe atajarse de manera eficaz y sistemática.’

 

El amaño de partidos ha ocurrido en cada país que participa en ese proyecto. El doctor Harvey su equipo de investigación observaron que el problema tiene un perfil diferente según el país. En algunos países, puede guardar relación con la adicción al juego, en otros con la infiltración en los clubes de bandas delictivas organizadas, y en otros con pobres salarios y malas condiciones laborales. En algunos países existen múltiples causas y condiciones que pueden llevar a este problema. Por lo tanto, cada país debe hallar sus propias soluciones, según su propio contexto. ‘No hay un enfoque único que sirva para todos los casos de arreglo de partidos’, afirma Harvey. ‘Los programas de información y prevención deberían adaptarse a las necesidades del público objetivo, y basarse en la investigación sobre dicho público.’

 

‘Es importante reconocer que para abordar el arreglo de partidos en toda Europa hace falta adoptar un enfoque holístico, con atención a la gobernanza, a la regulación financiera y a la cooperación entre las agencias de cumplimiento de la ley. Sin abordar las condiciones sociales, jurídicas y económicas, no es probable que intervenciones como la difusión de información sean eficaces.’

 

‘En este contexto, los programas informativos destinados a los futbolistas, los árbitros y los directivos son solo parte de la solución, y no deberían considerarse como la panacea. Los futbolistas también requieren recibir la protección adecuada a la hora de denunciar propuestas de arreglo de partidos. No es ético exigir a los jugadores y a los directivos que informen de dichas propuestas si no se les da garantía de confidencialidad y seguridad.’

 

 

 

Don’t Fix It es un programa de prevención e información realizado por FIFPro, en cooperación con Birkbeck, la Universidad de Londres y la Unión Europea. Participan nueve sindicatos nacionales de Europa: Inglaterra, Finlandia, Grecia, Hungría, Italia, Noruega, Rumanía, Escocia y Eslovenia. Objetivos específicos del proyecto Don’t Fix It:

 

  1. Incrementar significativamente la concienciación sobre los riesgos del arreglo de partidos entre los futbolistas, los árbitros, los directivos, los administradores, las organizaciones y las autoridades públicas, y aumentar la capacidad de quienes participan en el fútbol profesional para emprender medidas eficaces contra el arreglo de partidos.
  2. Mejorar el entorno estructural del fútbol profesional y reducir las condiciones que pueden llevar al arreglo de partidos. Entre las condiciones se incluye el acoso laboral, la intimidación, mecanismos deficientes de denuncia, estándares contradictorios de conducta, y falta de experiencia y de conocimiento entre los principales organismos futbolísticos y las autoridades públicas.
  3. Establecer redes sólidas y oportunas a nivel nacional y europeo que encabecen la lucha contra el arreglo de partidos.