Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

El segundo día de la Conferencia FIFPro para Europa del Este se centró en una de las mayores amenazas para el fútbol profesional: el arreglo de partidos. El sindicato mundial de futbolistas desea una mejor protección para sus jugadores y mayores sanciones para los clubes.

 

Valientes fueron las revelaciones realizadas por el futbolista serbio Boban Dimitrov, quien reveló la escala que el arreglo de partidos alcanza en la vida diaria del fútbol serbio. ‘Mi carrera probablemente termine después de estas revelaciones, pero tengo un hijo de 16 años que juega para el Partizan Belgrade,’ manifestó Dimitrov, ‘y deseo una vida mejor en el fútbol para él.’

 

Dejan Stefanovic, miembro del Comité Ejecutivo de FIFPro y presidente del sindicato esloveno de futbolistas (SPINS), añadió que probablemente a una escala mucho menor, el arreglo de partidos también se produce en su país. Stefanovic ha conocido a algunos participantes de esa práctica y se ha sorprendido por su absoluta falta de culpabilidad. ‘Se sienten como modernos Robin Hoods. Jugadores con problemas recurren a ellos, y se justifican diciendo que están ayudándoles, así que no ven nada malo en ello.’

 

Stefanovic afirmó que la falta de sanciones por parte de la UEFA y de la FIFA ha conducido al arreglo de partidos. ‘Serbia ha presentado 100 casos jurídicos ante la FIFA, y no se ha sancionado a ningún club. Ese es el problema. En mi equipo para el Torneo FIFPro hay un jugador [ese torneo se jugó también el sábado] que en los últimos tres años ha tenido que presentar tres casos sobre impago de salarios ante la FIFA. Ninguna sanción le ha ayudado por el momento. Me dice: “Dejan, ¿puedes ayudarme?” Esta es la situación que hace sumamente vulnerables a los jugadores.’

 

Un tercer caso presentado durante la conferencia fue el del jugador montenegrino Vukasin Poleksic, del Debreceni VSC. Se le propuso un arreglo de partido unos días antes del encuentro en casa de su equipo en la Liga de Campeones 2009 contra el Fiorentina, que terminó con un resultado de 3-4. Poleksic no emprendió acción alguna al respecto, pero después fue sancionado por la UEFA por no haber informado de ello, con una suspensión de dos años.

 

El secretario general de FIFPro, Theo van Seggelen, manifestó que es ridículo esperar que un jugador acuda a la UEFA cuando se le proponga hacer un arreglo de partidos. ’Lo normal es que se ponga en contacto de manera confidencial con alguien, y esa institución podría ser su sindicato nacional de futbolistas.’ Van Seggelen afirmó que FIFPro está más que dispuesto a aceptar esa tarea, a informar a los jugadores, a hacerles más conscientes del problema y menos vulnerables hacia quienes arreglan los partidos, y a iniciar una especie de línea de asistencia para los jugadores.

 

‘Para las autoridades futbolísticas es fácil decir que aplicarán una política de tolerancia cero a los jugadores en relación con el arreglo de partidos. Pero las autoridades también deben asumir su responsabilidad y crear un entorno en el que los jugadores sean menos vulnerables frente a quienes promueven esa práctica.’

 

Haciendo una recapitulación del resto de las cuestiones problemáticas debatidas durante los dos días de la Conferencia para Europa del Este, Van Seggelen manifestó que el tiempo de la paciencia se había acabado. ‘FIFPro ha creado un Grupo de Trabajo sobre Europa del Este, y este aportará recomendaciones reales. El futuro del fútbol, y no solo en Europa del Este, está en juego.’