Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

La siguiente es una declaración de FIFPro sobre las propuestas de la FIFA para los nuevos formatos de competición a nivel global.

Durante los últimos dos días, el Comité Ejecutivo de FIFPro se ha reunido en Ámsterdam y ha recibido una actualización detallada sobre la información presentada a la Comisión de Grupos de Interés del Fútbol de la FIFA, el pasado 28 de febrero, acerca de la Liga Mundial de Naciones y de la Copa Mundial de Clubes.

Asimismo, se han revisado los estudios de viabilidad acerca de una Copa Mundial de 48 equipos en Qatar. Las modificaciones a la competición son una parte necesaria y natural de la innovación deportiva.

Sin embargo, diversas reformas llevadas a cabo en los últimos años por parte de distintas entidades organizadoras de competiciones han dado lugar a un calendario de partidos excesivamente apretado a nivel del juego de élite, lo cual, según la investigación de FIFPro, está repercutiendo sobre la salud y el rendimiento de los jugadores.

Por lo tanto, cualquier nueva reforma que se implemente en los torneos internacionales deberá introducirse únicamente tras llevar a cabo una revisión exhaustiva del calendario de partidos, y una vez se hayan introducido estándares obligatorios para el descanso y la recuperación de los jugadores.

Deberán imponerse periodos de descanso obligatorios a mitad de temporada y fuera de ella, y deberá limitarse la cantidad de partidos y de desplazamientos internacionales para cada temporada.

En las competiciones internacionales, como la Copa Mundial, deberá mantenerse un periodo mínimo de descanso entre partidos, de 72 horas.

Finalmente, los beneficios económicos de las nuevas propuestas de competición, potencialmente considerables, deberán beneficiar al conjunto del fútbol, y destinarse a abordar muchas de las deficiencias históricas que continúan afectando a los jugadores, tales como el impago de salarios, la inadecuada orientación para la transición a una segunda carrera, o la inversión mínima en el fútbol femenino.