Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

La siguiente es una declaración de FIFPro después de noticias recientes a través de la plataforma Football Leaks.

FIFPro ha tenido conocimiento de las informaciones, recibidas a través de la plataforma Football Leaks, sobre las propuestas para crear una competición de clubes independiente, la elusión de las normas del Juego Limpio Financiero y la inflación artificial de las cuantías por transferencia que distorsionan el mercado de trabajo global. Estas alegaciones plantean serias cuestiones acerca de la gobernanza y la regulación en el mundo del fútbol.

Al igual que los jugadores y sus equipos deben seguir las reglas del juego, los directivos del fútbol deben tener la obligación de cumplir con lo estipulado. No puede existir una competición justa sobre el campo sin una competición justa fuera del campo. Ello debe reflejarse en una toma de decisiones transparente y coherente en nuestro deporte.

Debe promoverse la innovación para abordar algunos de los retos del fútbol y proporcionar las mejores oportunidades para el crecimiento y el desarrollo. Ello incluye explorar nuevos formatos para la competición y aprovechar las ventajas de la globalización. Sin embargo, es importante que los principales clubes y competiciones reconozcan su responsabilidad hacia el conjunto de la industria del fútbol. Es responsabilidad colectiva de todas las partes interesadas proteger la integridad y los valores de nuestro deporte.

Debe salvaguardarse la sostenibilidad de la pirámide del fútbol profesional. La supervivencia económica de las ligas y de los clubes más pequeños está en riesgo, y la competitividad en el seno de los campeonatos está desapareciendo. Esto afecta a millones de aficionados, repercute en miles de empleos para los jugadores, y plantea serias cuestiones acerca de la viabilidad de la industria. Ambos objetivos –innovación y sostenibilidad– no son mutuamente excluyentes.

FIFPro apoya una industria del fútbol unida y los beneficios de las competiciones a ella vinculadas. No obstante, defenderemos la capacidad de los jugadores para representar a sus países y su derecho a ofrecer sus servicios en cualquier club. Nos oponemos frontalmente a la perspectiva de que estas libertades sean limitadas como consecuencia de la lucha entre los organizadores de las competiciones.

El fútbol requiere un diálogo transparente y responsable para abordar el modo en que garantizamos el futuro de nuestro deporte. Debemos salvaguardar la estructura profundamente cultural del fútbol, promover la innovación y respetar las opiniones de quienes conforman su propio eje, incluyendo a futbolistas y aficionados.