Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Rugby lleva más de 20 años desarrollando programas para ayudar a los jugadores profesionales a prepararse para la vida después de su carrera deportiva.

Mind the Gap ha hablado con Deirdre Lyons, directora de desarrollo de Rugby Players Ireland para conocer más. El sindicato irlandés es uno de los socios expertos de Mind the Gap.

 ¿Los jugadores de rugby superan a los futbolistas a la hora de realizar una segunda carrera?

Por lo general, sí. Una de las razones principales es que en torno al 50% de los jugadores profesionales de rugby poseen alguna titulación o formación profesional (frente al 13% de los futbolistas). Dado que no se integran en la academia de su club de rugby hasta cumplir los 18 años, y dado que el contrato con la academia puede durar hasta tres años, muchos de ellos finalizan una titulación o diploma al mismo tiempo que finalizan en la academia.

¿Qué tipo de ayuda prestas a los jugadores de rugby?

Los directores del desarrollo del jugador en Rugby Players Ireland comienzan a trabajar con los jugadores juveniles de la localidad antes de que dejen la enseñanza secundaria, para debatir el tipo de carrera en que están interesados. Después trabajamos estrechamente con ellos en sus clubes. Tres días a la semana estoy en el club de rugby Connacht, al oeste de Irlanda. Tengo un despacho en el club, llevo el uniforme del club y asisto a la reunión matinal de los lunes, donde el personal debate el partido del fin de semana y la semana venidera. Me consideran un miembro del personal del club, aunque soy empleada del sindicato de jugadores.

Nuestro trabajo se sustenta sobre cinco pilares básicos: carrera, formación, finanzas, compromiso social y bienestar mental. Por ejemplo, en el año 2015 lanzamos la campaña “Tackle Your Feelings”, para que los jugadores sepan expresar cuándo no se encuentran bien anímicamente. Tenemos formación en primeros auxilios para la salud mental, pero no hacemos nosotros mismos el asesoramiento: contamos con una red de asesores a quienes referimos los jugadores.

¿Con qué frecuencia hablas con los jugadores durante la semana?

En la reunión del equipo el lunes, me pongo delante del equipo y hablo sobre alguien que, por ejemplo, ha comenzado a estudiar una titulación, ha realizado un taller o ha abierto un negocio.

rugby group 650Foto: Deirdre Lyons, en el centro, en una reunión con jugadores del club de rugby Connacht en el oeste de Irlanda.

Cada miércoles, que es el día libre para los jugadores, tenemos una jornada de desarrollo personal. Hace poco, incluí a 15 jugadores para un taller sobre emprendimiento empresarial. Otro dia llevé a cinco o seis chicos a un desayuno comercial a las 7:30 de la mañana, donde pudieron entrar en contacto con hombres de negocios de la localidad.

Tenemos también sesiones de desarrollo de capacidades, donde aprenden por ejemplo habilidades de ventas y negociación. Procuramos exponerles a una gama de posibilidades variadas, y así pueden decidir qué es lo que les interesa, y qué es lo que no les gusta. Tenerles sentados en una oficina de 9 a 5 adquiriendo una experiencia laboral les ayuda a comprender si eso es para ellos o no. En realidad, a algunos de ellos les gusta bastante.

¿Los jugadores son entusiastas?

Algunos miembros del equipo están muy comprometidos, otros se encuentran en una posición intermedia, y siempre hay algunos que no participan. Cuando ofrecemos ayuda a los que no participan, con cosas como su hipoteca o el seguro de su automóvil, entonces suelen romper esa barrera. Comienzan a verte como alguien que puede echarles una mano.

¿Algún ejemplo de un jugador con quien hayas trabajado?

Teníamos un jugador, Ronan Loughney, (con la camiseta numero 1, en la foto de abajo) que finalizó una licenciatura en empresariales y sentía que tenía que trabajar en el mundo corporativo o comercial, pero su verdadera pasión era crear muebles a medida. Asistió a muchas de las sesiones que celebramos sobre iniciativa empresarial para emprender tu propio negocio, y conoció a numerosos emprendedores y mentores en ese ámbito, así que decidió lanzar su propia empresa, diseñando interiores y confeccionando muebles a medida. Si un jugador tiene verdadera pasión por algo, le alentamos a seguir esa pasión.

rugby players 650

Foto: VI Images

¿Este tipo de asesoramiento es algo nuevo en el mundo del rugby?

Probablemente se remonta a la década de los noventa en Australia. Los sindicatos de jugadores de Australia y de Nueva Zelanda fueron los primeros en adoptarlo. En Irlanda, esto se remonta al año 2001, pero realmente despegó en 2013. Ahora tenemos un Director de Desarrollo del Jugador (PDM) por cada club. Cada uno de ellos es empleado por el sindicato de jugadores. En Nueva Zelanda existen hasta 24 PDM. Tienen también un PDM exclusivamente para los jugadores que están en transición, jugando en el extranjero y retirados.

¿Cuáles son las capacidades ideales de un director de desarrollo del jugador?

Las capacidades de un PDM son variadas pero, idealmente, sería alguien con experiencia en asesoramiento para la carrera, psicología o trabajo en un entorno deportivo de alto rendimiento. Alguien que sea bueno para escuchar y empatizar, que tenga la habilidad de conectar con un jugador y hacer que este responda.

¿Qué consejo le daría al fútbol?

Es importante que exista un PDM en cada club, y tener el apoyo de los jugadores. Se necesitan jugadores que motiven el desarrollo del jugador en cada club. Por ejemplo, hemos tenido jugadores que han animado a sus compañeros de equipo a asistir al taller de emprendimiento empresarial, y hemos finalizado con un tercio del equipo asistiendo. Una vez que tienes ese tipo de impulso, nuestro trabajo comienza a ser normal: has comenzado a cambiar la cultura.