Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

David Mayébi, presidente de Synafoc (el sindicato nacional de los futbolistas profesionales de Camerún) ha comenzado una campaña de presión por los salarios y las primas de los jugadores.

 

Todo comenzó con unas sesenta reclamaciones presentadas ante Synafoc por jugadores de clubes de las divisiones MTN Elite One y MTN Elite Two. Se quejaban de no haber recibido la totalidad o ninguna parte de sus primas y salarios después de que la Liga de Fútbol Profesional de Camerún (LFPC) realizara dos pagos de fondos a todos los equipos.

 

Por lo tanto, el presidente de Synafoc, Mayébi, y su equipo han comenzado con una gira de visitas a todos los clubes de fútbol de Camerún, que empezó hace dos semanas. En los estadios Bepanda Omnisport y Mbappe Lépé, de Duala (la capital del país), donde juegan todos los equipos locales, Synafoc se reunió con todos los jugadores tras las sesiones de entrenamiento. Tras dejar Duala, Mayébi y sus hombres visitaron Yaoundé y otras partes del país.

 

Ahora, el objetivo es invitar a la mayoría de jugadores afectados a que contacten con el sindicato y a que expresen sus motivos de queja, además de a que se afilien al sindicato. Se les pide también que tengan paciencia hasta que hayan concluido las negociaciones con las distintas partes involucradas.

 

‘Hemos recibido sesenta reclamaciones de jugadores, que presentaban diversos problemas: impago de salarios, impago de primas, pago de solo la mitad o de un tercio del salario, e incluso algunos de ellos recibieron un trato abusivo’, manifestó un portavoz de Synafoc al periódico Le Jour.

 

Las razones que arguyen los presidentes de club para no respetar algunas de las cláusulas contractuales varían de uno a otro: algunos manifiestan que todavía no han pagado la totalidad de las sumas porque tenían que saldar deudas contraídas para poder atravesar un periodo difícil, mientras que otros hablan del futuro incierto o, simplemente, prefieren guardar silencio.

 

No obstante, Synafoc advierte a estos clubes de que por el momento está aplicando medidas de poca presión, pues espera que los presidentes de los clubes paguen a sus jugadores, con quienes después de todo tienen una obligación contractual.

 

Si no se toman medidas, Synafoc pretende ejercer todo el poder de que dispone un sindicato para conseguir que la otra parte se avenga a razones. Entre otras opciones, se baraja una huelga, o quizá pueda solicitarse al LFPC que pague directamente a los jugadores.