Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Las reformas que pretenden poner fin al abuso que reciben los futbolistas profesionales de la Europa del Este avanzan muy lentamente, a pesar del acuerdo firmado en abril, manifiesta FIFPro, sindicato internacional de futbolistas.

 

‘Tomar la decisión es una cosa, pero respetarla es otra’, ha manifestado el Secretario General de FIFPro Theo van Seggelen a Reuters en una entrevista. ‘Tenemos un acuerdo de tres años, y ya ha pasado medio año, así que no sería mala idea ponerse manos a la obra.’

 

FIFPro, que representa a 60.000 futbolistas de todo el mundo a través de sus afiliados a nivel nacional, elaboró el denominado Libro Negro a principios de este año, en el que se explicaba el abuso que sufren los jugadores de la región, que incluye al país anfitrión de la Copa Mundial de 2018, Rusia.

 

La organización, con sede en los Países Bajos, ha denunciado con frecuencia los casos de amenazas, de violencia, de impago de salarios y de rescisión arbitraria de contratos que sufren los futbolistas, así como las propuestas de pagos bajo mano. Otra práctica común ha sido forzar a los jugadores a entrenar por separado cuando sus clubes ya no les querían en plantilla, ha manifestado.

 

En marzo, el organismo rector del fútbol europeo, la UEFA, acordó en su Congreso celebrado en Estambul que se garantizaran los estándares mínimos para los contratos de los futbolistas en sus 53 federaciones miembro, en un plazo de tres años.

 

El acuerdo estipulaba que los contratos deben formalizarse por escrito, definir los derechos y los deberes del club y del jugador, y abordar cuestiones como el salario, el seguro sanitario, la seguridad social y los permisos pagados. Igualmente, los contratos deben hacer referencia al derecho de los jugadores a participar en los entrenamientos, a mantener un estilo de vida saludable y a respetar los procedimientos disciplinarios.

 

La UEFA y FIFPro firmaron formalmente el acuerdo en Bruselas, ante la Comisión Europea, el pasado 19 de abril, junto con la Asociación de Clubes Europeos (ECA) y la Asociación de Ligas Europeas de Fútbol Profesional (EPFL).

 

Sin embargo, Van Seggelen afirma que los clubes de la región continúan haciendo firmar a los jugadores contratos que no incluyen tales garantías. ‘Por ejemplo, si observamos los términos de un contrato estándar en Rusia, vemos que son increíbles,’ afirma Van Seggelen, mientras saca de su escritorio una copia de muestra de un contrato ruso.

 

‘El jugador no tiene absolutamente ningún derecho. El club puede prescindir de él cuando desee, y el jugador debe ceder todos sus derechos personales al club.’

 

‘Hemos conseguido avances increíbles cuando la UEFA decidió en su Congreso implementar los requisitos mínimos... pero siempre tengo la frustración de ver que todo cuesta tanto tiempo de realizar en el mundo del fútbol.’

 

En un caso reciente, la directiva del club búlgaro Lokomotiv Plovdiv ordenó a sus jugadores que se sometieran a las pruebas del detector de mentiras, y después a test psicológicos, a consecuencia de una sonada derrota contra un equipo en posición inferior. En su momento, Van Seggelen afirmó que el comportamiento del club era ‘ridículo’.

 

En Rusia, los seguidores dispararon bolas de pintura a los jugadores del Dinamo de Moscú durante una sesión de entrenamiento, como protesta por los malos resultados.

 

Van Seggelen ha asegurado que FIFPro no dejará el tema sin abordar. ‘Nuestro plan es comenzar algunas reuniones en breve,’ ha manifestado. ‘Tenemos que acercar a las partes, a las federaciones, a las ligas, a los clubes y a los sindicatos. Hemos trabajado muy duro para establecer los sindicatos, y no vamos a rendirnos.’

 

‘No vamos a aceptar que no se implementen estos requisitos mínimos, y sé que la UEFA lo sabe, así que espero que su presidente, Michel Platini, convenza a los presidentes de las federaciones para que lo implementen.’