Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Como consecuencia de las complicadas condiciones a las que se enfrentaron los jugadores del Melbourne Heart y del Perth Glory el pasado domingo, el sindicato australiano de futbolistas profesionales desea aclarar los procesos que se emprendieron antes del partido de la A-League para garantizar el bienestar de los futbolistas.

El PFA ha establecido un sistema de supervisión del calor para cada equipo de la A-League, basado en el estándar aceptado: el de temperatura húmeda y de esfera negra (WBGT, por sus siglas en inglés). El sistema proporciona importantes datos objetivos respecto a la relación entre las condiciones de calor y el riesgo de lesiones relacionadas con esta causa entre los jugadores.

Con un pronóstico del tiempo para el partido del domingo de temperaturas superiores a las que se consideran de riesgo extremo de lesión, de 28.° WGBT, el PFA y la Federación de Fútbol de Australia (FFA) iniciaron negociaciones que todavía se mantienen, relativas al bienestar del jugador.

Tras estas negociaciones, la FFA acordó retrasar el saque inicial en dos horas (hasta las 17.00 h., hora local) e introdujo medidas adicionales de rehidratación, incluyendo mayores pausas para beber, pulverizar agua fresca a los aficionados y que los anfitriones del Albury redoblaran la cantidad de hielo disponible.

Adam Vivian, Director General del PFA, elogió la profesionalidad de los futbolistas que juegan en condiciones tan complicadas.

"Hemos estado en negociación constante con los jugadores en los días previos al partido, y les hemos mantenido al tanto de la situación.

"Es importante reconocer que jugamos un deporte de verano y que jugar en temperaturas superiores a 40°C no conduce al espectáculo de mejor calidad. A pesar de ello, el partido fue una fantástica muestra de talento, y elogiamos a los jugadores por sus esfuerzos.

El PFA continuará supervisando la recuperación de los jugadores, pues así es como pueden sentirse los efectos de jugar en condiciones de calor."

A pesar de superar la recomendación de la FIFA de que se permitan "pausas de rehidratación", pero no un aplazamiento, cuando el estándar WBGT sea superior a 32.°, Vivian dijo que la política del PFA continuará evolucionando a medida que se aporten nuevos argumentos científicos.

"Estamos trabajando estrechamente con el doctor Vincent Gouttebarge, Médico Oficial de FIFPro, el sindicato mundial de jugadores, quien es líder mundial en materia de calor y en las consecuencias que ello puede tener sobre los jugadores.

"Seguiremos aprovechando esta experiencia cuando trabajemos con la FFA para garantizar el bienestar constante de nuestros miembros."