Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Las jugadoras de Italia han hecho un importante progreso en su lucha para ser reconocidas como profesionales a tiempo completo. Tras la amenaza de ir a la huelga este fin de semana pasado, vieron como las autoridades locales del fútbol finalmente acordaron poner por escrito los principios previamente acordados.

Se dice que la FIGC, la federación de fútbol de Italia, cedió a las demandas del AIC, el miembro de FIFPro que representa los intereses de los jugadores en Italia, el sábado por la mañana, lo que permitió que los partidos del fin de semana de apertura de la Serie A se celebraran como estaba previsto.

El viernes, el AIC tomó acciones drásticas y anunció que todas las jugadoras acordaron por unanimidad ir a la huelga en un tenso estancamiento que llegó a su punto álgido después de que la FIGC se negara a documentar por escrito el acuerdo al que había llegado con el AIC el 6 de octubre.

"O se trata a las mujeres italianas con el mismo respeto con el que se trata a los hombres y se llevan a cabo inversiones concretas para mejorar el juego de las mujeres en Italia, como en otros países europeos, o nos quedaremos rezagados", explicó la abogada del AIC Ilaria Pasqui, antigua jugadora de la selección nacional y miembro del Comité de Fútbol Femenino de FIFPro.

El acuerdo entre el AIC y la FIGC incluye:

1) Un cambio de la duración del llamado "accordo economico", que quiere decir que las jugadoras tendrán la posibilidad de firmar un "contrato" de tres (3) años en lugar del anterior de un (1) año como máximo.

2) El establecimiento de un fondo de garantía de 50.000 EUR para ayudar a cubrir los salarios de las jugadoras de clubes amenazados de bancarrota.

3) La FIGC invertirá 450.000 EUR al año para la promoción del fútbol femenino a nivel de cantera, en escuelas y en diferentes regiones de Italia.

 

No se llegó a ningún acuerdo referente al "svincolo", la infame regla por la que todos los jugadores amateur, masculinos o femeninos, no tienen libertad para cambiar de club antes de los 25 años (hasta el 2005 esta regla ni siquiera tenía límite de edad), una seria violación de la libertad de asociación de jugadores en la Unión Europea.

"El fútbol femenino se merece ser tratado con la misma dignidad y respeto que el fútbol masculino", dijo Pasqui. "Es bueno que las jugadoras italianas hayan mostrado solidaridad. Hay un desarrollo importante, pero solo es el primer paso".

FIFPro felicita a todos los involucrados por la fuerte y unida postura tomada. El sindicato mundial de jugadores se alegra de ver la disposición de las jugadoras para luchar por una meta en común, que en este caso es la importante batalla para asegurar los mismos derechos.

Este es otro ejemplo de que el fútbol femenino en todo el mundo está listo para luchar por el respeto y la igualdad de oportunidades, como se vio recientemente cuando la selección nacional femenina de Australia canceló su gira por los EE. UU. a causa de una larga disputa sobre el convenio colectivo de trabajo con la federación local.

Como consecuencia de la cancelación de la huelga, todos los partidos se jugaron como estaban programados cuando fue posible. Por razones logísticas, algunos partidos han sido reprogramados para los días 18 y 19 de noviembre. El Verona y el Brescoa, participantes de la Liga de Campeones, fueron los grandes ganadores del fin de semana de apertura de la Serie A femminile, batiendo al Luserna y al Vitorrio 7-1 y 6-0 respectivamente.