Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Por segunda vez en el escaso periodo de un año, un tribunal civil ha expresado serias inquietudes sobre la imparcialidad del arbitraje deportivo. Una jueza austriaca ha anulado la sanción de por vida que impuso al futbolista Dominique Taboga la Federación Austriaca de Fútbol (ÖFB).

En febrero de 2014, el ‘Senado’ de la Bundesliga austriaca suspendió a Taboga de por vida, debido a su implicación en el arreglo de partidos. El antiguo jugador, de 33 años, apeló porque en Austria la sanción máxima por participar en el arreglo de partidos es de dos años (o 72 partidos). A pesar de ello, en el verano de 2015 Taboga perdió su apelación.

A continuación, Taboga presentó su caso ante un tribunal civil. La jueza Sylvia Anker denegó la sanción de por vida, pues concluyó que el sistema de arbitraje de la Bundesliga austriaca no seguía principios de juicio justo y era contrario al Convenio de Derechos Humanos. “No se garantiza la imparcialidad de los miembros del Comité”, aseguró Anker. “Por lo tanto, se declaran nulas y sin efecto las decisiones anteriores.”

La jueza afirmó que no era justo que los miembros del Senado de la Bundesliga y del Comité de Apelaciones incluyeran únicamente a personas nombradas por la Bundesliga. “Ambas partes deben tener la posibilidad de nombrar a los miembros de un organismo imparcial ante las mismas,” afirmó Anker, en referencia al artículo 6 del Convenio de Derechos Humanos, que protege el derecho a un juicio justo.

Anker ha dejado constancia también de que en el caso Taboga, el presidente del Senado (Norbert Wess), que condenó al jugador, había ejercido anteriormente como abogado de la Bundesliga en el caso del tribunal penal contra Taboga en el verano de 2014, que finalizó con una sentencia de prisión de un año para el jugador. “No podemos dar por hecho que este organismo (el Senado) fuera imparcial y organizara un juicio justo para el jugador,” ha afirmado Anker.

El Director General del sindicato austriaco de futbolistas, Rudi Novotny, ha reaccionado así: “Esta sentencia es una prueba más de que se requiere la acción inmediata en el ámbito jurídico del fútbol austriaco. Los empleados (los futbolistas), deben ser plenamente integrados y reconocidos como colaboradores a un nivel de igualdad.”

El sindicato de futbolistas ha observado que la Bundesliga parece estar abierta al cambio, pero no así la Federación de fútbol, que ya ha anunciado su apelación.

Novotny: “Esperamos que la ÖFB reconozca que los tiempos cambian y desarrolle una mejor comprensión de la democracia, en la que tenga en cuenta la posición del atleta.”

En enero de 2015, el Tribunal Alemán de Apelación criticó duramente la imparcialidad del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD) en el caso Pechstein. Haga clic en los siguientes enlaces para obtener mayor información: