Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

El jugador de la selección nacional australiana Awer Mabil ha sido el ganador del Premio al Mérito 2018 de FIFPro, por su labor de apoyo a los refugiados.

El ariete del FC Midtjylland, que nació en un campo de refugiados, ha recibido tal distinción en la Asamblea General de FIFPro, celebrada en Roma.

“Mi objetivo es hacer que las vidas de los refugiados sean más fáciles, hacerles comprender que sus sueños pueden cumplirse,” ha afirmado Mabil a través de un mensaje de vídeo durante la presentación del premio. “Tan solo desean una oportunidad para ser vistos, y no quieren quedarse aislados.”

El Premio al Mérito otorga un cheque de 25.000 dólares a Mabil, para contribuir a sus iniciativas benéficas.

Mabil nació en el campo de refugiados de Kakuma (Kenia) en 1995, un año después de que sus padres huyeran de Sudan. En 2006, su familia emigró a Australia.

Ocho años después, él y su hermano Awer Bul volvieron al campo, que actualmente alberga a más de 185.000 refugiados. Vieron que todos los niños jugaban al fútbol descalzos, y decidieron establecer una fundación benéfica para proporcionar botas a estos niños.

Su asociación benéfica, Barefoot to Boots (de descalzos a calzar botas), se ha convertido en una organización que suministra a los niños botas y camisetas, y apoya también la educación y la asistencia sanitaria que reciben.

“El programa Barefoot to Boots de Awer Mabil es brillante,” ha afirmado Tony Higgins, presidente del sindicato escocés PFA, y portavoz del jurado que otorga el Premio al Mérito. “Está haciendo una encomiable labor al tratar de llevar esperanza y mejorar la calidad de vida de personas desafortunadas procedentes de muchos países africanos.”

“La gente no escoge voluntariamente convertirse en refugiado; la mayoría de ellos se ven forzados a dejar sus hogares debido a las circunstancias que amenazan su vida o la de su familia. Vivir en un campo de refugiados es sumamente difícil y penoso. Algo tan simple como jugar al fútbol puede aportar algo de felicidad, tan necesaria en estos casos.”

Mabil afirma que está considerando destinar los 25.000 dólares del Premio al Mérito de FIFPro a la construcción de un centro para jóvenes o a proporcionar becas para los refugiados del campo Kakuma.

“Deseo ayudar a los refugiados mediante el fútbol, ya que el fútbol me ha dado tanto,” afirma.

Foto: John Didulica (presidente, izquierda) y Simon Colosimo (derecho) del PFA Australia reciben el Premio al Mérito del Awer Mabil.