Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

La situación de los futbolistas profesionales en América Central es alarmante, afirma Erick Ovalle, abogado del Sindicato guatemalteco de futbolistas profesionales (AFG).

En la Conferencia Jurídica de FIFPro División América, celebrada en Lima (Perú), Ovalle ha querido concienciar sobre la penosa situación en que se encuentran los futbolistas de América Central, pues la mayoría de los futbolistas profesionales no tienen contrato de trabajo, y las federaciones y los clubes incumplen el Reglamento de la FIFA.

Ovalle ha afirmado que, en América Central, únicamente los futbolistas profesionales de Costa Rica firman contratos laborales. En los demás países, todos los futbolistas tienen contratos civiles o trabajan como autónomos, por lo que carecen de la adecuada protección de sus derechos, y sus contratos no incluyen disposiciones sobre seguridad social, seguro, pensiones, horario de trabajo, días libres o vacaciones pagadas.

Ovalle ha observado también la pasmosa ausencia de supervisión por parte de las federaciones de la región, lo que resulta en que los clubes recurran a periodos contractuales prohibidos (6 años u 8 meses) o que las federaciones no tengan disposiciones obligatorias sobre el estatuto y la transferencia de los jugadores. Costa Rica es el único país que cuenta con un estatuto escrito sobre reglamentación de los futbolistas profesionales, al contrario de lo que ocurre en otros países con ligas de fútbol profesional, como El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá.

En Guatemala, se informó a Ovalle sobre el caso de Nathan García Sandovalen, que firmó un contrato ‘ad honorem’, lo que significa que trabajará (jugará al fútbol) de forma gratuita. Su contrato, para sorpresa de Ovalle, fue aprobado por la Federación de fútbol de Guatemala.

FIFPro América ha instado a la FIFA a mantener una estrecha vigilancia sobre sus miembros, las federaciones de fútbol de estos países. FIFPro pretende seguir desarrollando sindicatos de jugadores en países como Nicaragua y El Salvador, con tal de poder abordar los problemas mencionados anteriormente.

Hostilidad laboral

La presentación de Ovalle ha formado parte de una Conferencia Jurídica de dos días de duración organizada por FIFPro América por cuarto año consecutivo. Asistieron a la misma representantes de numerosos sindicatos de FIFPro de América y de Europa. Estuvieron presentes también representantes de la FIFA y de diversas federaciones americanas de fútbol. Su presencia demostró también que la relación entre División América y Conmebol está mejorando.

Se debatieron diversas cuestiones, incluyendo el nuevo sistema de licencias para los clubes de Perú (el primero de su clase en territorio de Conmebol), la presentación de casos ante el TAD y la participación de los futbolistas peruanos y españoles en la Federación del país.

La abogada de FIFPro, Alexandra Gómez, debatió el problema de lo que denominó "hostilidad laboral": los clubes fuerzan a los futbolistas a ajustar o a rescindir su contrato; por ejemplo, obligándoles a entrenar en solitario o con un equipo juvenil. “No se trata únicamente de que paguen el salario del jugador, sino de que se respeten también otros derechos de los futbolistas, como el derecho al trabajo, lo que implica el derecho a entrenar con un equipo del nivel correspondiente, y competir (con el equipo adecuado).”

2016 America legal 640 

 

Foto inicial: Erick Ovalle y el presidente del FIFPro Division América, Fernando Revilla

 

Haga clic Documentos Relacionados para acceder a las presentaciones de la conferencia