Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

El certamen Clausura de Bolivia puede empezar, ahora que todos los clubes satisfacieron la demanda principal del sindicato nacional de jugadores, Fabol: la cancelación de todos los pagos atrasados a los jugadores.

La dirigencia de Sport Boys pagará por cuotas la deuda salarial con sus jugadores, y la Liga oficiará como garante. De esa forma, hubo acuerdo y se dio luz verde al inicio del torneo Clausura, cuya primera fecha se disputará del viernes al domingo.

El documento fue rubricado en Santa Cruz entre los dirigentes de la Liga, Sport Boys y Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol), luego de que los jugadores del club de Warnes aceptaran las nuevas condiciones.

Según Fabol, la deuda total es en principio de unos 400.000 dólares (50.000 euro, 58.000 USD), y no trascendió si la misma fue reducida como pretendían los dirigentes del club. Para que marche el acuerdo, los jugadores de Sport Boys recibieron cheques por un porcentaje correspondiente a la primera cuota que podrán hacer efectivos a más tardar el martes.

Lea también: Fabol amenaza con no iniciar el campeonato

"No es lo ideal, pero ahora los jugadores tienen la certeza de que van a cobrar. Ellos han entendido también la situación del club y de su nueva dirigencia. La Liga garantizará el cumplimiento del acuerdo", dijo David Paniagua, secretario general de Fabol.

Parte del dinero saldrá de los ingresos que corresponden a Sport Boys por los derechos de televisión de sus partidos, además de otros ítems; incluso la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) cooperará con un porcentaje.

"Ya es una cuestión interna los porcentajes de cada parte, lo bueno para la afición y el resto de los clubes es que el torneo comenzará el viernes, como está en la programación elaborada en la reunión del pasado miércoles en Yacuiba", señaló Fernando Humérez, titular de la Liga.