Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

A partir de hoy (viernes 22 de abril), cuando entra en vigor la nueva legislación, se espera que ni más ni menos que 50 futbolistas que se encuentran atrapados en sus respectivos equipos y que llevan meses sin cobrar inicien los procedimientos para abandonar los 14 clubes rumanos a los que pertenecen.

El sindicato rumano de futbolistas, AFAN, ha conseguido que se modifique una ley de insolvencia que ha tratado a sus miembros como activos monetarios debido a su valor en el mercado de transferencias, y que les ha impedido unirse a otro equipo si no contaban con el permiso de los directivos.

Según AFAN, la nueva legislación afectará a 300 futbolistas pertenecientes a 14 clubes de primera y segunda división que atraviesan dificultades financieras. Incluyen a los jugadores del Rapid de Bucarest y del CFR Cluj, que jugaron respectivamente en la Europa League o en la Liga de Campeones de la UEFA el año 2012, sin ir más lejos.

El año pasado, futbolistas del equipo de segunda división, el Metalul Resita (en la imagen) mostraron eslóganes para sus camisetas, como "esclavos", tras haber estado hasta 10 meses sin cobrar. Tras perder un partido fuera de casa, fueron abandonados por el autobús del equipo y tuvieron que volver por sus propios medios a sus hogares.

A partir de mañana, los futbolistas que llevan tres meses sin cobrar pueden presentar una solicitud ante la Federación rumana de fútbol, y serán libres para abandonar sus respectivos clubes en un plazo de “entre dos a cuatro semanas,” según Aurora Dohatcu, asesora jurídica de AFAN, en Bucarest.

“Estamos recibiendo muchas llamadas de jugadores que piden consejo, y esperamos estar muy ocupados la próxima semana,” ha asegurado Dohatcu. “Algunos de ellos nos han dado poderes para representarlos.”

Gracias al cambio en la legislación, hasta 50 futbolistas podrían tratar de abandonar sus clubes de forma inmediata, ha afirmado Dohatcu. Muchos de los restantes 250 futbolistas que están sin cobrar en los 14 clubes podrían escoger permanecer en ellos, con la esperanza de que sus directivos mejoren su situación financiera, ha afirmado.

El presidente de AFAN, Emilian Hulubei, y el secretario general, Dumitru Costin, lideraron el reto del cambio en la legislación, ejerciendo presión sobre los responsables políticos y dando a conocer la difícil situación de los futbolistas.

El pasado mes de enero, la madre de Rafael Kneif, un brasileño de 23 años del FC Ceahlaul, presentó una apelación ante la FIFA, la UEFA y otras autoridades futbolísticas para ayudar a liberar a su hijo del club rumano de segunda división, tras haber recibido ofertas de otros equipos en Italia e Inglaterra. “Es un ser humano y debe ser tratado como tal,” manifestó Adriana Knief. Afirmó también que tuvo que enviar su tarjeta de crédito brasileña para que su hijo pudiera costearse el alimento.

El contrato de Kneif expira en mayo, cuando se convertirá en jugador libre, de modo que el cambio en la legislación podría haber llegado demasiado tarde para él. Las autoridades del fútbol rumano no apoyaron la campaña de AFAN para cambiar la ley, ha asegurado Hulubei.

“Hemos ganado esta victoria por nuestros propios medios,” ha afirmado Hulubei. “Es la primera vez que hemos podido cambiar una legislación financiera en Rumanía, tras veinte años de intentos.”

Fotógrafo (abajo): CFR Cluj jugando contra Manchester United en el UEFA Champions League de 2012. Hoy, el club rumano es insolvente.