Ederson

Carga de trabajo del jugador en la industria del fútbol

6 de mayo de 2021
Calendarios de competición equilibrados protegen la salud y el bienestar de los atletas, las perspectivas de sus carreras, y capacitan un rendimiento deportivo máximo en el fútbol masculino y femenino.

Este es un problema cada vez más acuciante en la industria del fútbol, con importantes implicaciones para el diseño del calendario y de la competición, así como para la integración de salvaguardas específicas que protejan al jugador.

Las competiciones y sus formatos a nivel nacional e internacional han cambiado drásticamente desde los comienzos del fútbol profesional. Además, un calendario de partidos fragmentado en el extremo superior del fútbol profesional incrementa los riesgos de socavar una senda sostenible y saludable para la carrera futbolística, lo que repercute en la excelencia deportiva. Al mismo tiempo, miles de futbolistas y cientos de clubes profesionales carecen de estructuras de competición adecuadas que ofrezcan suficientes oportunidades de juego en su deporte.

Evitar conflicto o solapación de obligaciones de juego para los futbolistas, entre club y selección nacional

El calendrio internacional de partidos incluye fechas en que los jugadores deben ser liberados por sus clubes para jugar con la selección nacional. El CIP actual se ha acordado para un periodo de 6 años: 2018-2024. Por lo tanto, el CIP proporciona un marco general que crea la posibilidad de programar partidos, y define la coexistencia de competiciones de la selección nacional y competiciones de club (nacional e internacional). Dada la densidad general de los calendarios de partidos, son necesarias salvaguardas para los jugadores, que eviten el conflicto o el solapamiento de la obligación de jugar partidos en club y selección.

Este contenido ha sido ocultado porque las cookies no han sido aceptadas. Haga clic aquí para reconsiderar.

Este contenido ha sido ocultado porque las cookies no han sido aceptadas. Haga clic aquí para reconsiderar.

DESCANSO DE 5 días y recuperación entre dos apariciones

Según el estudio de FIFPRO, ‘At the Limit’, realizado en 2019, los futbolistas necesitan al menos 120 horas (5 días) entre partidos, para jugar a su mejor nivel durante una temporada y gestionar el riesgo de lesión.

Se considera que un partido se encuentra en la “franja crítica” para un jugador, si este ha estado:

  • sobre el campo de juego durante al menos 45 minutos;
  • ha jugado un mínimo de 45 minutos en el partido anterior;
  • no ha disfrutado al menos 5 días de descanso y recuperación entre dos apariciones.

Es importante observar que la exposición acumulada a partidos en la franja crítica, además de a viajes y descansos potencialmente más breves, tanto dentro como fuera de temporada, constituye un problema para la salud del jugador, su rendimiento y la duración de su carrera.

Este contenido ha sido ocultado porque las cookies no han sido aceptadas. Haga clic aquí para reconsiderar.

PERIODO DE DESCANSO DE 7 semanas y 4 semanas de reentrenamiento al año

Los descansos fuera de temporada son obligatorios, deben tener una duración mínima de 5 semanas (combinación de semanas de actividad y de inactividad física), y deben tener lugar fuera del entorno del club y de la selección nacional.

Descanso en temporada es el periodo permitido a un jugador para que esté sin partidos ni entrenamiento, durante la temporada. Los descansos durante la temporada son obligatorios y deberán tener una duración de 2 semanas. No obstante, en ocasiones no se respeta este descanso, en particular dadas las exigentes demandas del calendario de partidos.

Además, directamente después del periodo de descanso/vacaciones fuera de temporada, deberá garantizarse a todos los jugadores un periodo mínimo aceptable para el reentrenamiento, antes de su participación en futuros partidos de competición. La duración óptima de tal periodo dependerá de distintos factores, incluyendo el estado físico del jugador y la extensión del propio periodo de descanso. No obstante, por lo general se considera necesario un periodo de reentrenamiento mínimo de 4 semanas para prevenir lesiones y optimizar futuros desempeños.

Herramienta para el seguimiento de la carga de trabajo del jugador

El conocimiento científico actual, basado en hechos contrastados referentes a la programación de partidos y a la carga de trabajo del jugador, proporciona información fundamental para evaluar y diseñar salvaguardas integradas que protejan al jugador frente a una carga de trabajo excesiva, así como políticas específicas que proporcionen suficientes oportunidades de juego para los futbolistas profesionales.

¿Quiere saber más?

PLAYER WORKLOAD MONITORING (PWM)