Simon 6 1100

Simon Mignolet explica secreto tras éxito de fútbol belga

15 de abril de 2021
Bélgica está sobrepasando en el fútbol a países mucho más grandes, y ello se debe en parte a una liga innovadora, según Simon Mignolet.

El guardameta de Bélgica y del club Brugge afirma que un nuevo formato de liga, introducido en 2009, ha hecho que Bélgica tenga un fútbol más profesional.

Ello guarda consonancia con el informe Shaping our Future de FIFPRO, que motiva a la innovación para proporcionar empleos sostenibles y de calidad para los futbolistas.

“Como futbolista, siempre deseas jugar contra el mejor en el nivel más elevado, y en las mejores circunstancias posibles. Creo que la mayoría de los seguidores pensarán igual,” asegura Mignolet a FIFPRO.

Cuando Mignolet hizo su debut en 2006, la principal liga belga tenía 18 equipos jugando en una competición de 34 rondas. Antes de la temporada 2009-2010, ese formato cambió drásticamente, con una primera fase, consistente en 16 equipos jugando un total de 30 partidos en casa y fuera de ella, y una segunda fase, consistente en tres grupos:

  • Ronda clasificatoria 1, incluyendo a los seis equipos principales, que juegan otros 10 partidos para ganar el título.
  • Ronda clasificatoria 2a y ronda clasificatoria 2b, para seis equipos compitiendo por un partido clasificatorio para el fútbol europeo y para evitar el descenso.

La idea era mejorar el nivel de juego, pues los jugadores disputarían mayor número de partidos, así como incrementar ingresos, pues mayor número de personas estarían interesadas en encuentros extra entre los equipos principales.

Mignolet 3 1100

Mignolet ha observado ciertos cambios. “El fútbol belga se ha tornado más profesional,” afirma el antiguo guardameta del Liverpool acerca de las condiciones laborales. “Solía haber muchos problemas de impago, o equipos incapaces de cumplir los requisitos para obtener licencia. Y cuando jugaba en la segunda liga, en 2008-2009, competíamos contra equipos semiprofesionales. La segunda división ahora es plenamente profesional.”

Los salarios del segundo nivel han aumentado notablemente, y los clubes realizan mayores inversiones.

El nivel general de la primera liga belga incluso ha sobrepasado el nivel de la liga neerlandesa, afirma Mignolet.

“Tenemos el mejor equipo del país, pero en cada partido tenemos que esforzarnos para ganar. Ya no hay equipos pequeños.”

En el fútbol internacional, los clubes belgas tienen un mejor desempeño que en los cinco años anteriores al cambio en la competición, mientras que la selección nacional ocupa la posición número 1 en el ranking masculino de la FIFA desde septiembre de 2018.

“Igualmente, creo que la gente considera la liga belga un buen trampolín para los jugadores.”

Goal 3

El informe Shaping our Future de FIFPRO afirma que es importante para los mercados futbolísticos ser innovadores a fin de proporcionar empleos sostenibles y de calidad para los jugadores. La Pro-League belga es un ejemplo.

Durante años, los clubes belgas y neerlandeses han debatido la creación de una liga conjunta: la BeNeLiga.

“Como liga profesional, es positivo preguntarse cuál es el mejor formato. No tengo la respuesta, pero existen diversos estudios al respecto,” afirma Mignolet.

Un estudio, encargado por los clubes, pronosticó un incremento de 300 millones de euros para la nueva liga. El mes pasado, los clubes belgas declararon su apoyo unánime a la nueva liga. Los clubes neerlandeses parecen menos entusiastas.

“Si deseas tener éxito a nivel europeo, tienes que jugar en una liga cercana a ese nivel,” afirma Mignolet. “El fútbol belga ha mejorado, pero creo que todavía existe una diferencia con otros países. Únicamente puedes elevar el nivel jugando en una liga más competitiva. Ello mejorará el nivel tanto en Bélgica como en los Países Bajos.”

Mignolet 4 1100

Esa nueva liga no tiene por qué ir en detrimento de los equipos más pequeños en ambos países, afirma Mignolet. “No hay que dar por hecho que los equipos más grandes vayan a apartar a los pequeños. Sin embargo, debes crear condiciones para prevenir que los clubes más pequeños estén en peores condiciones.” 

“Si creas una liga con los demás equipos, que sea profesional y competitiva y que distribuya sus ingresos, también estarás creando nuevas oportunidades para esos clubes y futbolistas. Tan solo hay que ver la competición inglesa, que es una de las ligas más fuertes de Europa.”

Mignolet imagina una segunda liga que ejerza como liga de avance hacia la liga principal, a fin de impedir que futbolistas de talento abandonen Bélgica siendo todavía muy jóvenes, para ir a academias en el extranjero. “Nuestro gobierno debería apoyar a los clubes con la creación de nuevas instalaciones de alto nivel, para convencer a los futbolistas de talento a permanecer en Bélgica. Si los clubes pueden formarles y finalmente recibir una cuantía por transferencia adecuada, ello ayudará a que los clubes sean más sostenibles,” afirma Mignolet, quien fue transferido del Sint-Truiden al Sunderland en 2010, por una cuantía de 2,2 millones de euros.

Lo único que Mignolet no agradece es que, tras la competición regular, el total de puntos de todos los clubes se divide entre dos. Lo que, por ejemplo, significa que esta temporada, su equipo verá su liderazgo de 16 puntos reducido a una mera ventaja de ocho puntos. “Entonces tienes la sensación de que los puntos ganados en la primera mitad de la temporada no tienen tanto valor. No me parece justo. Debe haber un modo más justo de mantener una liga estimulante.”

¿Desea saber más?

Sector