Marta Carissimi Italy

Ready to Board: Marta Carissimi se convierte en líder del fútbol italiano fuera de la cancha

27 de mayo de 2021
Marta Carissimi se retiró de su carrera como jugadora el año pasado a los 33 años, pero de ninguna manera ha dejado el fútbol.

En su lugar, ha creado su propio negocio como asesora de marketing deportivo y es una de las 14 inspiradoras mujeres que participan en nuestro programa Ready to Board.

La antigua internacional italiana jugó en el Inter, el Fiorentina y el AC Milan, entre otros, y estuvo en Islandia. Durante una impresionante carrera de 18 años, obtuvo títulos en administración e ingeniería deportiva mientras trabajaba para el negocio de contratistas eléctricos de su padre en Tin.

Ahora se enfrenta a nuevos desafíos y, como miembro de la junta directiva de la división de fútbol femenino de la federación italiana, está decidida a seguir marcando una diferencia en el juego.

¿Qué te llevó hacia tu carrera profesional actual?

Para mí, el fútbol femenino representa los valores más puros del deporte y, más allá del campo, representa la pasión, la determinación y el empoderamiento de las mujeres. Es por eso que he creado para mí un trabajo en torno a esto. Organizo asociaciones con empresas para invertir en estos valores y en el fútbol femenino, y actualmente tengo muchos proyectos en marcha, incluido uno con Nintendo que me entusiasma especialmente.

Como alguien que tiene 18 años de experiencia como jugadora, quiero apoyar a la próxima generación. No solo en términos de estatus profesional, que se introducirá en el fútbol femenino en Italia el próximo año, sino proporcionando mejores instalaciones, atención médica adecuada, desarrollo juvenil y una estructura autosuficiente. Quiero marcar una diferencia real para las futbolistas y empezaré por Italia.

Marta Carissimi Derby
Marta Carissimi, a la derecha, jugando en el derbi milanés

¿Cuál fue tu mayor logro como jugadora?

Para el fútbol femenino en Italia, el hecho de que las jugadoras se cuenten como profesionales a partir de 2022 es un gran logro para todas las que han jugado al fútbol como aficionadas: nuestro trabajo y dedicación han allanado el camino y es un momento que me enorgullecerá mucho.

Personalmente, me di cuenta del impacto que tuve en el juego cuando me retiré la temporada pasada. Recibí muchos mensajes tanto de compañeras como de oponentes para decir que jugar conmigo fue una experiencia que valoraban.

Para mí, esa fue la victoria más grande de mi carrera porque, aunque los trofeos son importantes para todos los atletas, no es lo que tomas del juego lo que hará que te recuerden, sino lo que dejas atrás.

¿Has aprendido alguna habilidad como jugadora que se pueda aplicar a tu trabajo actual?

Yo diría que uno de mis activos más fuertes es mi conocimiento del juego, y no solo el funcionamiento de las principales ligas o la selección nacional, sino todos los niveles que conducen a eso.

El fútbol femenino está en constante evolución, y siempre estoy al día con las últimas noticias y desarrollos en todos los aspectos del juego. Como jugadora, establecí una verdadera pasión por el mundo del fútbol femenino y, en mi experiencia, eso es tan útil fuera del campo como dentro de él.

“Ha sido genial conocer a todas estas mujeres que son tan apasionadas y están tan involucradas en su trabajo, y ha abierto un diálogo increíble”

¿Cómo crees que la industria del fútbol se beneficiará de un liderazgo más diverso?

Creo que la diversidad es tan importante a nivel ejecutivo porque permite abordar proyectos y temas desde diferentes puntos de vista. Trabajar con personas con diferentes antecedentes y experiencias propias ayuda a promover una mente abierta y una comprensión más amplia de la industria en la que estamos trabajando.

Cuando comencé a jugar en Islandia, me expuse no solo a una cultura diferente, sino a una perspectiva completamente nueva del juego. El juego era mucho más físico, mientras que en Italia prestamos más atención a las habilidades técnicas, no era mejor ni peor, sino simplemente un enfoque diferente.

Me adapté, y cuando regresé a Italia lo hice como una jugadora mejorada con un conjunto de habilidades y una visión del juego más completos. Creo que eso es lo que toda empresa e industria necesita: aprender y ser guiada por diferentes experiencias para reconstruir la imagen completa y lograr mejores resultados como consecuencia.

¿Que te parece el curso Ready to Board de momento?

Ha sido fantástico. Incluso después de las dos primeras semanas, he adquirido muchas cosas que serán invaluables para mi carrera, sobre todo la confianza en mí misma que he desarrollado como parte del curso.

Ha sido genial conocer a todas estas mujeres que son tan apasionadas y están tan involucradas en su trabajo, y ha abierto un diálogo increíble. Incluso reconocí a algunas de las participantes de mis días de juego. Diana Matheson y yo solíamos enfrentarnos en el centro del campo durante la Copa de Chipre mientras ella representaba a Canadá. Es muy técnica e inteligente, tanto dentro como fuera del campo.

¿Desea saber más?

Sector