Alex Wilkinson Imago 2 2500

Futbolistas en Australia reciben con satisfacción nuevo acuerdo laboral

22 de octubre de 2021
Seguridad, estabilidad y un entorno laboral más profesional: estos son los principales logros que van a poder disfrutar los hombres y mujeres futbolistas de Australia, gracias a su nuevo acuerdo colectivo.

Recientemente, Futbolistas Profesionales de Australia (PFA) y la Liga Profesional Australiana anunciaron un nuevo convenio colectivo de trabajo (CCT) para los próximos cinco años. Ally Green y Alex Wilkinson formaron parte del equipo de negociación del sindicato. Ambos futbolistas compartieron sus opiniones con FIFPRO acerca del acuerdo.

“El proceso de negociación fue fluido. La Liga (APL) se mostró receptiva a nuestras ideas y ambiciones. Ambas partes comparten los mismos objetivos de crecimiento del juego y de ayudar al fútbol a alcanzar su potencial en el país,” afirma Wilkinson, Presidente del PFA y defensa del equipo masculino del Sydney FC.

Antes de que comenzaran las negociaciones, el PFA mantuvoreuniones con los futbolistas de las primeras divisiones del fútbol femenino y masculino, la W-League y la A-League, respectivamente. Cada jugador o jugadora de cada equipo tuvo oportunidad de plantear sugerencias para mejorar las condiciones laborales. “Debido al COVID-19, en estos dosúltimos años los jugadores han sentido gran incertidumbre y ansiedad en torno al estado del juego y sobre cuál iba a ser el panorama del fútbol australiano en lo sucesivo,” afirma Wilkinson; a su parecer, el acuerdo de cinco años ha aportado un “sentido de estabilidad y seguridad a los futbolistas”.

Ally Green Imago 1 1100
Ally Green

Green, defensa del equipo femenino del FC Sydney, se muestra especialmente entusiasmada acerca del plan para añadir nuevos equipos a la W-League. “Este es un gran paso adelante, pues proporciona la oportunidad de jugar profesionalmente en un entorno que, finalmente, esperemos dé juego todo el año. Ello significa más partidos, minutos y la oportunidad para que la próxima generación juegue al mayor nivel nacional. Este avance beneficiará el desarrollo de las jugadoras, la retención de las jugadoras formadas en la cantera y, en última instancia, el futuro éxito de nuestra selección nacional.”

Debido a la expansión y al mayor número de partidos (16 lugar de 14), el salario mínimo para las jugadoras de la W-League se incrementará de forma proporcional.

Otra medida importante es la anulación del salario mínimo para las jóvenes, afirma Green. Varias jóvenes de 15 y 16 añosdebutan en la liga y deben jugar por ese salario mínimo durante años, antes de llegar a cumplir los 21. “Tras recibir las impresiones de las jugadoras, se consideró innecesario mantener el salario mínimo juvenil para las próximas temporadas. El aumento del salario mínimo en la W-League nos permitirá pasar de semiprofesionales a profesionales, alejando la necesidad derecurrir a un empleo adicional. Ello incrementará la evolución y el estándar de nuestras jugadoras formadas en Australia; nos entusiasma estar y jugar aquí, en lugar de vernos obligadas a partir al extranjero para poder ganarnos la vida jugando a nivel profesional.”

El acuerdo permite a los clubes contratar a más jugadoras 'en formación', lo que da a las jóvenes jugadoras más oportunidades de dejar sus equipos juveniles para pasar a un entorno profesional y jugar en el primer equipo de un club.

Alex Wilkinson Imago 1 2500
Alex Wilkinson

Wilkinson mencionó los estándares laborales mínimos como un logro importante. “Son fantásticos tanto para el fútbol masculino como para el femenino,” afirma. “Ello proporcionará a todos los futbolistas profesionales de Australia un entorno en el que puedan recibir la mayor oportunidad de rendir a su nivel óptimo y alcanzar el éxito tanto dentro como fuera del campo.”

Green está de acuerdo en que estos requisitos, entre otros, garantizarán que los clubes proporcionen a los jugadores el personal de apoyo adecuado en todo momento, incluyendo en los viajes fuera de casa. “Podría pensarse que esto se da por hecho; sin embargo, el tenerlo por escrito evita ahora recortes presupuestarios aplicados a los viajes, que provocan una falta de suficiente personal en los mismos. Gran parte del personal también se ve obligado a trabajar en algún otro empleo adicional.”

Green y Wilkinson han destacado el constante acceso al Programa de Desarrollo del Jugador del PFA. “Es financiado parcialmente por el CCT, y permite al PFA apoyar a los jugadores en todas las facetas de su vida, incluyendo apoyo al bienestar y servicios, así como talleres formativos y becas”, afirma Wilkinson.

Green: “La sinceridad, honestidad y realismo acerca de cuál era la situación del fútbol en Australia, y especialmente del fútbol femenino, nos ha permitido presentar un plan y una estrategia prometedores, que impulsarán al juego a nuevos límites de profesionalidad y calidad.”