Chris Jackson 1100

Chris Jackson se sincera sobre salud mental

21 de enero de 2020
El jugador neozelandés Chris Jackson vivió una extensa y exitosa carrera futbolística tanto a nivel de club como internacional. Pero a lo largo de la misma, afrontó diversos problemas de salud mental. Al echar la vista atrás, lamenta la falta de un asesoramiento que no tuvo y que podría haberle ayudado.

Jackson fue 72 veces internacional para Nueva Zelanda, y capitaneó el equipo en 10 ocasiones. Jugó para clubes de Nueva Zelanda, Australia y Singapur. Dos veces nombrado Futbolista Neozelandés del Año, tenía la reputación de líder, el tipo más duro del equipo.

Precisamente por ello, nadie que jugase con él o que le observara hubiera intuido la situación que estaba atravesando. Únicamente cuando finalizó su carrera, confesó su realidad durante una entrevista con FIFPRO, lo cual propició un apoyo generalizado desde muchas instancias, incluyendo FIFPRO. “FIFPRO se puso en contacto conmigo en diversas ocasiones, lo que me hizo sentir que mi caso importaba,” afirma.

“En el fondo me daba cuenta de que no era feliz y que necesitaba algo más en la vida”

— por Chris Jackson

PROBLEMAS DE ADOLESCENCIA

Sus problemas empezaron a los 15 años, cuando finalizó una beca para jugar al fútbol con el Wimbledon FC, en Inglaterra, y volvió a Nueva Zelanda. “Siempre me había imaginado jugando al nivel más alto en Europa, jugando la Copa Europea. Me sentí deprimido y perdido después de haber tocado mi sueño para después volver a la realidad.”

Teniendo que afrontar la organización de su propio entrenamiento, pruebas y contratos, cayó en el abuso del alcohol y las drogas con antiguos compañeros de estudios. “Era joven y no tenía ningún mecanismo a mi alcance para solicitar ayuda.”

Desde entonces, sufrió frecuentes depresiones, acompañadas de episodios de ansiedad, en relación a su rendimiento deportivo. La presión fue en aumento, particularmente cuando capitaneaba equipos que atravesaban dificultades. “A veces miraba en mi interior, y solo encontraba alivio evadiéndome en las drogas y el alcohol.”


TEMOR Y NEGATIVIDAD

"Antes de los partidos internacionales, solía tomar drogas y salir de fiesta con los amigos. ¡Y días después, trataba de marcar un gol a Lothar Matthäus o a Ronaldinho!

"Jugaba con miedo y negatividad. Trataba de ir cumpliendo cada partido, hasta que con el final de cada temporada llegaba cierto alivio.

Chris Jackson 1100

"Subconscientemente, sabía que tenía problemas conmigo mismo cuando me dejaba llevar por esos vicios. En el fondo me daba cuenta de que no era feliz y que necesitaba algo más en la vida.”

En la actualidad, echa la vista atrás y contempla su carrera con emociones opuestas. Su pasión por este deporte le hizo continuar, pero afirma: “Creo que hubiera podido alcanzar metas más altas si hubiera tenido algún tipo de orientación.”

Finalmente, al sincerarse hizo consciente a todas las personas vinculadas al fútbol de Nueva Zelanda, de que los futbolistas profesionales también pueden en ocasiones precisar ayuda. En consecuencia, el NZPFA y la Federación de Nueva Zelanda firmaron un nuevo convenio colectivo de trabajo para la selección nacional, que incluye medidas para realizar un seguimiento de la salud mental de todos los jugadores.

“Hubiera podido alcanzar metas más altas”

— por Chris Jackson

“Me satisfizo comprobar que el CCT para la selección nacional incluía ayuda en materia de salud mental para los futbolistas, así como servicios de asesoramiento. Valió la pena el arrojo que tuve que emplear para contar mi historia.” Añade que quisiera ayudar a otros futbolistas en activo o retirados que también estén sufriendo problemas de salud mental.


INVESTIGACIÓN DE FIFPRO

Debido a casos como el expuesto, FIFPRO pone gran énfasis en la salud mental de los jugadores. Nuestra investigación muestra que el 38% de los futbolistas profesionales en activo, y el 35% de los que ya están retirados, han sufrido algún momento de depresión o ansiedad durante las cuatro semanas previas al momento de su participación en la investigación.

Por lo tanto, FIFPRO considera que todos los futbolistas deben tener acceso a ayuda de calidad en materia de salud mental, y aplaude a los países que ya la han puesto en práctica.

¿Desea saber más?

Salud Mental