Petr Cech Chelsea

Petr Cech: Jugué durante un año y medio con los dos hombros rotos

2 de mayo de 2021
Cuando un jugador de fútbol cae lesionado al césped, el dolor puede ser difícil de soportar. Por Laurie Bell.

Pero los mayores retos con los que se enfrenta suelen estar en el proceso de recuperación que viene a continuación.

Período de aislamiento de los compañeros de equipo. Tiempo de ausencia del campo de entrenamiento. Temor por el próximo contrato o incluso por la carrera.

Además del tratamiento médico, los jugadores necesitan un buen apoyo y la mentalidad adecuada para superar estos retos, dice Petr Cech, que puede considerarse un modelo a seguir para los deportistas que se recuperan de una lesión.

A lo largo de sus veinte años de carrera profesional, el guardameta consiguió el récord de 124 partidos con el equipo de la República Checa y ganó cuatro títulos de la Premier League y una Liga de Campeones con el Chelsea, entre sus etapas en el Chmel Blšany, el Rennes, el Sparta de Praga y el Arsenal.

Cech superó roturas de piernas, fracturas de hombros y muchas más lesiones a lo largo de sus veinte años de carrera profesional. Pero ninguna sacudió el mundo del fútbol como la fractura de cráneo que sufrió cuando era jugador del Chelsea.

Tras una larga rehabilitación, Cech fue pionero en la creación de un casco protector que salvaría su propia carrera y ayudaría a otros futbolistas profesionales a volver con seguridad al terreno de juego.

En su nuevo libro (y el vídeo que lo acompaña), comparte sus secretos para la recuperación de una lesión y enseña a otros profesionales a convertir experiencias potencialmente devastadoras en oportunidades de desarrollo.

 “Lo primero que hago cuando me lesiono, como atleta profesional, es decirle al médico: 'No me diga lo que no puedo hacer, dígame lo que puedo hacer'”, revela Cech en The Secret Balance of CHAMPIONS: Health Challenges in Elite Sport.

“Con lo que aún sea capaz de hacer, me diseñaré un programa de entrenamiento. A veces, en estas situaciones, cuando ves las cosas de forma positiva puede ser una gran lección.”

En el siguiente vídeo, Cech transmite algunas de estas lecciones, incluyendo lo que le enseñó una lesión que puso en peligro su carrera durante su infancia.

Este contenido ha sido ocultado porque las cookies no han sido aceptadas. Haga clic aquí para reconsiderar.

“Sufrí una lesión muy grave cuando tenía 10 años”, dice Cech, que de niño dividía el tiempo de juego en el centro del campo y en la portería. “Sufrí una doble fractura en la pierna izquierda”.

“Creo que en ese momento me di cuenta de que se pueden hacer muchas cosas, incluso con una pierna rota, en términos de entrenamiento. Si te concentras en todo lo que puedes hacer, en lugar de en lo que no puedes hacer, en realidad puedes realizar una muy buena sesión de entrenamiento.”

Petr Cech
Petr Cech lesionado en 2006

La fractura de cráneo que sufrió Cech como jugador del Chelsea no fue su única lesión durante su etapa en el club.

Nos desvela otra lesión, casi increíble, con la que jugó mientras ganaba la Premier League y era protagonista con el equipo de la República Checa en el Mundial de 2006.

“Tenía los dos hombros rotos cuando empecé a jugar en el Chelsea”, dice Cech.

“El hecho de haber jugado durante un año y medio con los dos hombros rotos en un club de primera fila, ganando dos títulos y jugando en el Mundial es algo de lo que puedo estar orgulloso”.

Es otro ejemplo inspirador para los actuales profesionales que se rehabilitan de una operación o una lesión grave.

“Yo no lo recomendaría a nadie (jugar con dos hombros rotos)”, dice Cech. “Pero es un ejemplo de que siempre hay posibilidades si las buscas con una mente positiva”.

Petr Cech Cover 2500

Puede que las lesiones sean inevitables en el fútbol profesional, pero dejarse vencer por ellas es algo que sí puede evitarse.

Para los atletas que desean tener carreras deportivas de larga duración, adoptar una mentalidad como la de Cech puede ser el secreto para superar todo tipo de obstáculos.

Las lesiones pueden incluso servir de plataforma para futuros éxitos, como le ocurrió al Cech de 10 años, al recuperarse de su pierna rota.

“Cuando me quitaron la escayola, la diferencia entre las dos piernas era bastante impactante. Tuve que soportar mucho dolor durante mucho tiempo y volver a jugar en el centro del campo era imposible”, dice uno de los mejores porteros de la historia de Europa.

No cabe duda de que los aficionados del Chelsea agradecen que Cech tuviera esa mentalidad orientada a las soluciones por lo que ocurrió después de esto.

“La decisión estaba clara. No tenía más remedio que quedarme en la portería y este destino no resultó tan malo después de todo”.

¿Desea saber más?

Salud