ACROSS THE BOARD CAMILA GARCIA

Across the Board: Camila García

Junta Directiva Noticias
13 de junio de 2022
ACROSS THE BOARD CAMILA GARCIA
FIFPRO presentó un nuevo Comité Ejecutivo compuesto por 18 miembros, durante su Asamblea General celebrada en noviembre. Dicho Comité Ejecutivo, el más diverso en los 56 años de historia del sindicato global de futbolistas, incluye a siete recién llegados. En nuestra serie quincenal Across the Board, presentamos a los 18 miembros del Comité Ejecutivo.

Esta sexta entrega la protagoniza Camila García, de Chile, en representación de Sudamérica. 

Información personal
Antigua jugadora en el Universidad de Chile y el Audax Italiano
Directora y fundadora de ANJUFF, Sindicato chileno de mujeres futbolistas 
Miembro del Comité Ejecutivo de FIFPRO desde 2017  
Vicepresidenta de FIFPRO desde noviembre de 2021

Máster en Política global, por la Universidad John Hopkins 
Máster en Relaciones internacionales, por la Universidad de Chile
Licenciatura en Ciencias políticas, por la Universidad Diego Portales 

Adscrita al Departamento de Ciencia, innovación y tecnología de la embajada chilena en Washington DC (Estados Unidos) 

¿Cómo te convertiste en directora de ANJUFF?  
“Jugué al fútbol en distintos clubes de mi país. Tras los partidos, mis compañeras y yo solíamos reunirnos y quejarnos sobre cómo se celebraban los torneos, las condiciones y nuestras luchas. En algún momento, dijimos: ‘Hagamos algo al respecto. Organicémonos.’

Fue un experimento. No teníamos ningún ejemplo a seguir, éramos las primeras en organizar a las atletas femeninas. Por suerte, contacté con uno de los miembros del Comité Ejecutivo de FIFPRO, Fernando Revilla, quien casualmente estaba de visita en nuestro país. Le expliqué cuál era la realidad de la situación en Chile, y así es como conecté con FIFPRO. Así es como todo empezó, con tan solo el sueño de un par de amigas que deseaban ‘hacer algo al respecto’. Ahora, cinco años después, tenemos una ley en Chile que va a profesionalizar el fútbol femenino. Es algo que nunca pudimos imaginar.”

Camila Garcia Paris 1 1100

Dicha ley es un proyecto que obliga a los clubes a proporcionar a las jugadoras contratos profesionales. El Gobierno chileno aprobó esta ley hace unos meses. ¿Consideras que ese es tu logro principal?
“Con diferencia. Fue un hito para nuestra nación, nuestra comunidad futbolística y mujeres de todo el país. Repercutió no solo en la comunidad futbolística. Nuestro país necesita esa chispa de igualdad de género y justicia social. Fue una buena señal de por dónde deberían ir las cosas.

Hace cinco años, con el apoyo de FIFPRO, reunimos a las jugadoras sudamericanas, para hablar acerca de nuestras realidades y de cómo podemos ayudarnos entre nosotras. Fue extraordinario. La mayoría de las jugadoras que participaron iniciaron o se unieron a un movimiento en su país. En Argentina fue Macarena Sánchez. Algunas de las jugadoras colombianas comenzaron a trabajar con su sindicato (Acolfutpro). En Brasil, ocurrió lo mismo. Tenemos un grupo de WhatsApp, y cuando se aprobó la ley, estaban entusiasmadas y esperando que en su país ocurriera algo similar para proporcionarles las herramientas adecuadas en la lucha por conseguir mayor igualdad.”

Camila Garcia Colombia 1100

En 2017, tú y Caroline Jönsson fuisteis las primeras mujeres electas para el Comité Ejecutivo de FIFPRO. ¿Qué habéis conseguido desde entonces? 
“Al principio fue un gran reto. Hablamos de una organización que, en aquel momento, acababa de adoptar el fútbol femenino y sus prioridades. Nuestro primer objetivo fue tratar de ser muy estratégicas en lo que impulsábamos y en lo que no. Aprendimos cómo transitar ese paisaje a nivel interno y externo con nuestras partes interesadas y a llevar la conversación hacia cómo hablamos sobre el fútbol femenino. No es un medio hermano o media hermana del fútbol masculino. Requiere su propio objetivo y sus propios datos, en lugar de limitarse a copiarlo todo del fútbol masculino.

No estábamos en el Comité Ejecutivo para hablar únicamente del fútbol femenino, sino debido al fútbol femenino. Por supuesto, voy a hablar acerca de todo, pero cada miembro del Comité Ejecutivo tiene sus prioridades. Teníamos el mandato claro de apoyar el fútbol femenino. Si la gente no hablaba de ello en las reuniones, teníamos que plantearlo. Era frustrante al principio, pero me siento feliz de que ahora hayamos alcanzado una fase en que mis colegas masculinos sean conscientes de ello y estén comprometidos. Es un cambio institucional en la organización y eso me enorgullece mucho. Creo que hemos implementado un gran cambio sobre cómo consideramos la industria en general."

Camila Garcia Uruguay 1100

Deseas trabajar en relaciones con las partes interesadas. ¿Puedes explicar por qué ese punto es tan importante?  
En general, todos comprendemos que, en ocasiones, nuestra industria no es regida del modo ideal. Por lo tanto, no solo debemos mejorar la relación que tenemos, sino crear también otras nuevas. Es importante hacer uso de nuestra posición. Cuando tienes una posición y eres la única persona que habla de ello, se hace difícil. Se necesita de otros colaboradores, con otras perspectivas. Por ejemplo, cuando tratábamos de que se aprobara la legislación en Chile, inicialmente nuestro argumento no recibía suficiente atención, pero cuando posteriormente colaboramos con una universidad que nos proporcionó los datos que pudimos aportar al debatir con los asistentes al Congreso, ello mejoró claramente nuestra conversación. En FIFPRO estamos haciendo esto también, a nivel internacional, hablando con las ONG y con las Naciones Unidas, colaborando con firmas de consultoría, universidades y otras partes interesadas que nos ayudan a mejorar nuestra posición. Ello es clave para impulsar las conversaciones más fácilmente.”

Camila Garcia Argentina 1100

¿Cómo crees que FIFPRO puede mejorar todavía más las condiciones de las jugadoras? 
“Creo que tenemos que fortalecer la capacidad de nuestros sindicatos para apoyar a sus jugadores. Por ejemplo, en nuestro país pudimos aprobar una ley para profesionalizar el fútbol femenino. Quizá eso todavía no sea posible en otros países, pero es algo que podemos mejorar. He observado que, al menos en el fútbol femenino, las jugadoras no entienden la fortaleza de su poder colectivo. Por lo tanto, imagina lo que podríamos hacer si pudiéramos organizarlas y darles las herramientas para luchar a nivel nacional por sus derechos y por la igualdad de oportunidades. Si podemos hallar un modo de fortalecer el poder colectivo de las jugadoras, probablemente veamos un cambio, en cinco o diez años, que no hemos visto hasta ahora.”