Darren Burgess FIFPRO Foresight

Gestión de la carga de trabajo del jugador: debemos aprender de otros deportes

Previsión Perspectivas

Comparte esta cita

Cerrar
Darren Burgess FIFPRO Foresight

Los deportes de equipo más populares en todo el mundo garantizan que los jugadores disfruten protecciones frente a una carga excesiva de trabajo, incluyendo las medidas de protección necesarias incluidas en convenios colectivos que abarcan la totalidad de la liga.

Por lo general, son los sindicatos de jugadores con una posición sólida e influyente en sus regiones que negocian esos acuerdos, que se convierten en disposiciones estándar en los contratos de los jugadores. En consecuencia, los clubes deben respetar las protecciones negociadas. Creo que el fútbol internacional podría adoptar prácticas similares y mejorar el modo en que gestiona su carga de trabajo.
 

La NFL opera con contratos estándar aplicables a toda la liga de fútbol americano. Es algo que requiere también que los clubes empleen personal cualificado y competente en sus equipos de alto rendimiento y medicina deportiva. La NFL aplica estrictos protocolos de pretemporada, que limitan su duración, el periodo fuera de temporada y el entrenamiento diario. Los protocolos se adaptan con el tiempo, a medida que los jugadores avanzan en su carrera en la NFL. 

El fútbol internacional se beneficiaría de esos protocolos. Podría incluir la adopción de un periodo de descanso obligatorio en pretemporada, lo que tendría en cuenta no solo los compromisos de los futbolistas con previas y próximas competiciones, sino también su participación en torneos fuera de temporada, como las Copas Mundiales, las Euros, las Copas Asiáticas e incluso la extensión de su carrera hasta el momento.  

Fue en 2010 cuando vi por primera vez la conveniencia de este sistema. Después de ganar la Copa Mundial de la FIFA en Sudáfrica, los futbolistas españoles que volvieron al primer equipo del Liverpool jugaron un partido de la Premier League exactamente cuatro semanas después de la final del mundo. Algunos de ellos descansaron solo dos semanas y media y aun así asistieron a convocatorias oficiales con su selección durante esos días. Todo nuestro seguimiento en los primeros cuatro meses de la temporada indicó que estos jugadores estaban entrenando y jugando en un estado de fatiga. 

Fernando Torres Imago0006069065h
Fernando Torres, uno de los dos futbolistas del Liverpool en la selección española campeona del mundo en 2010

En la Liga Australiana de Fútbol (AFL), el sindicato de futbolistas (AFLPA) ha negociado dos días de descanso obligatorios para cada semana de la pretemporada y un día por semana durante la temporada propiamente dicha. También un periodo de cuatro horas fuera del ámbito del club anima a los jugadores a completar sus estudios o desarrollar capacidades profesionales.

Los futbolistas de la AFL reciben descuentos en cursos universitarios y otros, y las herramientas educativas (como portátiles) son subvencionadas, fomentando realizar actividades fuera del fútbol. Esos periodos de descanso durante la temporada competitiva obligan a los clubes a planificar teniendo en cuenta las necesidades de los jugadores y a garantizar que disfruten una adecuada recuperación tras los partidos y el entrenamiento.
 

Sin esos periodos obligatorios de descanso o formación, los futbolistas internacionales corren el riesgo de sufrir fatiga física y mental dado que su entrenamiento y programación de partidos no hacen más que aumentar. 

La NBA establece un día obligatorio de descanso para todos los jugadores que hayan viajado fuera del país para disputar partidos de pretemporada. Igualmente, restringe los partidos de exhibición de pretemporada, tanto en número (máximo de seis) como en ubicación (los futbolistas no pueden viajar fuera de América del Norte en temporadas consecutivas).

La NBA garantiza también una cifra mínima de días de descanso a lo largo de los 82 partidos de su exigente temporada. Eso exige que los clubes planifiquen cuidadosamente sus torneos previos a la temporada, sus viajes de larga distancia y partidos de exhibición, encontrando un equilibrio entre la recuperación de los jugadores y los intereses comerciales del club.
 

Por su naturaleza, el fútbol internacional requiere que los jugadores viajen grandes distancias con frecuencia, pero sin las directrices ni las medidas de protección que observamos en el deporte norteamericano. Los futbolistas desempeñan su trabajo respondiendo a la voluntad de sus clubes y de las federaciones internacionales y no tienen garantía de que sus empleadores vayan a aplicar el cuidado y la prudencia a su carga de trabajo, incluso cuando viajan a y desde encuentros internacionales.  

Entre septiembre y noviembre de 2018, un jugador del Arsenal FC recibió únicamente tres días de descanso en tres meses: jugó en la Liga Europa, la Premier League, las competiciones de copa nacional y diversos encuentros internacionales. El jugador quedó lesionado inmediatamente tras este periodo y luchó durante meses por recuperar su puesto en el primer equipo. Es una situación que no debería sorprendernos. 

Informe Flash PWM de FIFPRO

Aquí, una vez más, se ignora la voz de los futbolistas profesionales: tienen poco o ningún poder en las decisiones que afectan cada aspecto de su vida laboral. Y eso tiene un precio elevado. Como el último Informe Flash de la Plataforma de FIFPRO para el seguimiento de la carga de trabajo del jugador ha mostrado, los futbolistas han llegado al límite. Según la reciente encuesta de FIFPRO, la mitad de los futbolistas de élite sufre interrupciones o limitaciones a su descanso de fin de temporada: el 76% apoyaría nuevas normas para proteger estos periodos vitales de descanso. 

Estas tendencias no pueden continuar. La salud y el bienestar de los futbolistas están en riesgo, especialmente a medida que aumenta su carga laboral. En consecuencia, se resienten los niveles individuales de rendimiento y la calidad general de los partidos. Las confederaciones internacionales del fútbol deben mostrar que han comprendido la urgencia del problema, y actuar. Y deberían comenzar por observar los deportes que ya lo han hecho.

BURGESS Darren
Sobre

Darren Burgess

Darren es entrenador de alto rendimiento en el Adelaide FC y asesor de FIFPRO en materia de "Carga de trabajo del jugador, salud y rendimiento". La experiencia previa de Darren incluye funciones como entrenador principal de alto rendimiento en el Arsenal FC, el Port Adelaide FC, la Federación Australiana de Fútbol (FFA) y el Liverpool FC. Ha trabajado también como profesor numerario en ciencia deportiva en la Universidad Católica de Australia y finalizó su doctorado en análisis del movimiento del fútbol y del fútbol australiano en 2012.