Konstantin Foresight

Dr. Sonkin: "Nuestro cerebro alberga el secreto para un mejor rendimiento"

Previsión Perspectivas

Comparte esta cita

Cerrar
Konstantin Foresight

A la hora de desarrollar talento de primer nivel, el deporte profesional invierte considerablemente en conocimientos y tecnologías que puedan ofrecerle una ventaja competitiva. Los clubes buscan entrenadores y formadores del mayor nivel y reciben gustosamente toda innovación. Diseñan exhaustivos programas de entrenamiento con el fin de mejorar cada aspecto en la vida de sus jugadores: nutrición, adecuación física, sueño y recuperación.

Pero lo que observamos reiteradamente es que suele faltar un componente crucial, podría decirse que el más importante: seguimos dedicando muy poco tiempo al entrenamiento y al fortalecimiento del cerebro.

El cerebro coordina nuestros músculos, esa es una de sus funciones más vitales. Activa circuitos neuronales específicos para cada movimiento que realizamos. ¿Qué significa esto para un futbolista profesional? Todo. Para realizar una acción de manera exitosa y coherente –un peligroso saque de esquina, o un lanzamiento largo, perfecto de principio a fin– un jugador tiene que fortalecer el circuito cerebral que controla esa acción en particular. Y requiere miles de repeticiones –horas interminables sobre el campo de entrenamiento– fortalecer los circuitos neuronales y dominar una destreza. Esto exige no solo tiempo y paciencia: expone a cada atleta a un riesgo de lesión. Y ahí es cuando el cerebro interviene. Sus secretos se nos revelan mediante nuestro conocimiento creciente sobre su funcionamiento.

Gracias a los avances más recientes en neurociencia, los deportistas pueden ahora alcanzar las repeticiones necesarias sin ninguna carga física, y dominar una destreza sin riesgo de lesión. La técnica representa un punto de inflexión. Su nombre es ‘neurofeedback’.

Lancé i-BrainTech para explorar estas oportunidades. Ahora somos el principal proveedor de formación en neurofeedback para el mundo del deporte. En sus primeros años, la tecnología dio apoyo a las víctimas de apoplejía y de lesiones cerebrales que sufrían parálisis, ayudándoles a recobrar la movilidad. Luego vimos la oportunidad de adaptar esa tecnología, de modo que pudiera fortalecer y refinar capacidades motoras; los atletas profesionales fueron los primeros usuarios ideales.

Imagina un videojuego en el que controlas la acción con el ojo de tu mente: visualizas el campo de juego, evalúas qué hacer a continuación; después, tomas tu propia decisión; y todo ello sin mover un músculo de la mano. Así es como i-BrainTech proporciona a los atletas de élite entrenamiento en neurofeedback.

La ciencia es fascinante. Antes de llevar a cabo ningún acto físico, el cerebro crea un plan de acción mental. Al visualizar con anterioridad lo que desea hacer, el cerebro lanza el proceso de planificación sin realizar ningún movimiento físico. Si bien nuestros brazos y piernas finalizan el trabajo, la planificación comienza mucho antes, en el cerebro.

Durante el entrenamiento con i-Brain, los atletas llevan un casco que registra los impulsos eléctricos de la actividad cerebral. Al visualizar sus propios movimientos en pantalla, recurren a partes específicas de su cerebro. En tiempo real, nuestro sistema evalúa en qué medida el atleta activa los circuitos específicos para la concentración y el control motor: dos procesos críticos para un futbolista habilidoso. La repetición mental y la retroalimentación en tiempo real fortalecen los circuitos neuronales de los atletas, ayudándoles a perfeccionar esas acciones sobre el campo de juego, especialmente cuando se encuentran bajo presión.

Nuestra colaboración con la Organización Israelí de Futbolistas (IFPO) ha desempeñado un papel crucial. IFPO representa a más de 1.000 futbolistas profesionales de Israel, que se han unido satisfactoriamente a nosotros en este emprendimiento. Durante muchos años, IFPO ha ayudado a sus jugadores a disfrutar las ventajas del próspero ecosistema de tecnología deportiva existente en Israel.

IFPO suele referir a los jugadores lesionados a i-Brain Tech para que puedan potenciar su recuperación. El futbolista israelí Dor Jan, que juega para el Paços de Ferreira, de la Primeira Liga portuguesa, entrenó con i-Brain Tech durante dos meses mientras se recuperaba de una lesión del ligamento cruzado. Dor nos expresó su determinación para conseguir una recuperación plena de su salud e i-Brain era una de las opciones que quería experimentar. Tras el tratamiento, Dor pudo apreciar cómo la tecnología mantuvo su actividad cerebral, ayudándole a volver ‘más fuerte y aguzado’, como nos explicó.

i-BrainTech apoya a los futbolistas en diversas fases de su carrera. Así como para mejorar la recuperación de una lesión, ayuda también a los jugadores juveniles a desarrollar su pleno potencial de fortaleza atlética y habilidades con el balón. Estudios recientes de clubes profesionales en distintos países muestran cómo los jugadores han mejorado notablemente sus pases largos, tiros libres, tiros de penalti y otras técnicas importantes.

Líderes futbolísticos han apreciado la oportunidad. Muchos han comenzado ya a integrar el entrenamiento mental en su rutina. Recientemente, el Liverpool FC ha recurrido al entrenamiento basado en la neurociencia para mejorar los tiros de penalti de sus jugadores. Este es el brillante nuevo mundo en el que i-BrainTech ha convertido el conocimiento de los principales neurocientíficos en una herramienta accesible que favorece a los futbolistas y a los equipos de todo nivel.

El margen entre un pase fallido y otro que finalice en gol, como el margen entre victoria y derrota, es sumamente delgado en el fútbol. Milisegundos y milímetros separan a ganadores y perdedores. A medida que empezamos a comprender nuestro cerebro y aprendemos a cómo descifrar y aprovechar sus secretos, nuestro potencial como atletas no hace más que aumentar y mejorar. Nos esperan tiempos excitantes.

Dr. Konstantin Sonkin
Sobre

Dr. Konstantin Sonkin

El Dr. Konstantin Sonkin es cofundador y CEO de i-BrainTech, compañía de neurotecnología con sede en Tel-Aviv, con la misión de mejorar radicalmente el funcionamiento cognitivo, desbloquear el potencial humano y resolver problemas del mundo real mediante la neurociencia aplicada. Antes del lanzamiento de i-Brain Tech, Konstantin pasó más de una década realizando una investigación sobre neurociencia e IA. Ha publicado numerosos textos científicos y ostenta un doctorado en Ciencia de la Computación. Previamente, Konstantin dirigió un equipo de I+D en la Escuela Universitaria de Neurociencia de Tel Aviv, centro novedoso para la innovación que, bajo su orientación, ha desarrollado con éxito neurointerfaces basadas en IA para favorecer la restauración de la función cerebral en pacientes de apoplejía.