Concussion Assessment HH 2500

Declaración de FIFPRO: la conmoción cerebral en el fútbol

FIFPRO toma nota de los comentarios en ocasión de la asamblea general anual de la F.A. Board Internacional (IFAB) celebrada el fin de semana. Si bien las propuestas actuales siguen siendo insuficientes para cambiar adecuadamente las reglas del juego y proteger mejor a los jugadores que han sufrido una conmoción cerebral, FIFPRO reconoce la intención de proporcionar una mejor protección lo antes posible.

Nos alegra ver que hay movimientos para abordar finalmente este problema crítico para la salud de decenas de miles de futbolistas, algo por lo que hemos estado haciendo campaña desde 2014. Sin embargo, nos preocupa que la salud de los jugadores no se trate como una prioridad urgente, porque la línea de pensamiento parece estar dominada por las posibles repercusiones deportivas de los posibles cambios en las normas.

La conmoción cerebral y el síndrome de segundo impacto pueden provocar problemas de salud para toda la vida en el jugador y, en algunos casos, pueden ser mortales. Esto significa que el fútbol profesional debe implementar un procedimiento que haga todo lo posible para que los jugadores no estén en riesgo.

 

Solo un sustituto adicional no es suficiente

La simple introducción de un sustituto adicional después de una evaluación de conmoción cerebral de tres minutos sería solo un progreso gradual y no es suficiente para proteger a los jugadores del riesgo de síndrome de segundo impacto. Con frecuencia, el personal médico, que está bajo presión y trabaja con información limitada, está tomando la decisión equivocada sobre los jugadores con posible conmoción cerebral en la ventana existente actual de tres minutos. Para abordar este problema, es muy importante darle al personal médico hasta diez minutos para tomar una decisión sobre una conmoción cerebral, una lesión extremadamente difícil de diagnosticar. Hasta que se adopten cambios significativos, el fútbol quedará a la zaga de otros deportes importantes en materia de salud y seguridad, y seguirá arriesgando la vida de los jugadores.

 

Los jugadores necesitan más protección con urgencia

Recomendamos que el IFAB y su grupo de expertos en conmociones cerebrales comiencen a trabajar lo antes posible con los grupos de interés del fútbol para desarrollar diferentes programas piloto, incluido el uso de sustitutos temporales durante un período de diagnóstico de 10 minutos, para obtener pruebas sobre los pasos a seguir. Al mismo tiempo, FIFPRO recomienda que, siempre que sea posible, los organizadores de la competición actúen con rapidez compartiendo vídeos con el personal médico del equipo para que tengan más información sobre la causa de las lesiones de los jugadores que hayan sufrido una conmoción cerebral y puedan tomar mejores decisiones para proteger su salud.