Hedvig Lindahl Sons ANP 2500

Preguntas y respuestas: ¿Qué debes saber acerca de la nueva reglamentación sobre maternidad?

19 de noviembre de 2020
Las futbolistas profesionales tendrán derecho a recibir permiso por maternidad retribuido, de conformidad con la nueva reglamentación de la FIFA, que entrará en vigor en enero de 2021. FIFPRO ha desempañado una función decisiva en la creación de estas nuevas normas.

La principal Asesora jurídica de FIFPRO, Alexandra Gómez Bruinewoud, entabló las negociaciones con la FIFA y con otras partes interesadas acerca de esta nueva reglamentación, y explica los antecedentes y las consecuencias de la misma.

 

¿Por qué FIFPRO solicita a la FIFA la confección de una reglamentación relativa a la maternidad?

La razón principal es que la jugadora tiene el derecho, como trabajadora, a poder tener hijos si lo desea, a pesar de su empleo. Tener dicha posibilidad implica obtener distintos medios de apoyo.

Nuestra investigación y nuestra experiencia nos han enseñado que demasiadas jugadoras abandonan su carrera profesional prematuramente, para tener hijos. El Informe Global del Empleo 2017 de FIFPRO mostró que las jugadoras abandonaban el juego antes incluso de alcanzar su cumbre. Abandonaban el juego porque no había protección jurídica para ellas, sin estándares y sin aceptación del hecho de que una jugadora podría desear ser madre. Las futbolistas sabían que si decían a su club que estaban embarazadas, probablemente perderían su empleo. Con gran sorpresa, recordamos todavía a una jugadora que perdió un caso en el que el juez decidió que el club estaba en su derecho de rescindir el contrato de manera unilateral porque la jugadora estaba embarazada. Ello se consideró una “circunstancia imprevisible”.

Además, es perjudicial para el desarrollo del fútbol femenino que las jugadoras con talento abandonen sus carreras prematuramente. Si queremos seguir desarrollando el fútbol femenino, debe garantizarse la protección a la maternidad.

El permiso por paternidad debería recibir protección jurídica, no solo para las jugadoras, sino también para los futbolistas; de hecho, para todo progenitor que no soporte él mismo la gestación. ¿Por qué debería un futbolista jugar un partido mientras su pareja está dando a luz a su hijo?

Hedvig Lindahl Sons ANP 2 1100
Fotografía superior: La jugadora de la selección nacional sueca, Hedvig Lindahl, con su familia

¿Qué tipo de protección disfrutarán las futbolistas?

  • Las futbolistas tendrán derecho a un permiso por maternidad de catorce semanas, incluyendo al menos un permiso de ocho semanas tras el parto. La jugadora podrá decidir cómo distribuir esas catorce semanas. En primer lugar, necesita ese plazo para cuidar del recién nacido. Por otra parte, necesita recuperarse física y mentalmente del parto. Únicamente su doctor personal, junto con un doctor independiente, designado en consenso con el club, podrán decidir cuándo está en condiciones de volver a jugar.
  • Aunque esté en buenas condiciones físicas, la jugadora podrá decidir si continúa o no jugando durante su embarazo. Si no puede jugar, o desea no hacerlo, entonces el club, junto con la jugadora, deberá formalizar un plan de empleo alternativo.
  • Durante el permiso por maternidad, la jugadora tendrá derecho al menos a dos tercios de su salario. Esa suma la pagará o bien directamente el club, o bien la seguridad social, un seguro, o por cualquier otro método. Lo importante es que implica ingresos garantizados para la jugadora. Para ello, la obligación recae sobre el club. Esto no significa que si la ley en el país o un convenio colectivo de trabajo garantizan una mejor protección para la jugadora, no vayan a ser de aplicación. Lo mismo ocurre en casos donde se negocie mejor protección en el contrato: entonces serán aplicables dichos términos.
  • La jugadora seguirá estando registrada con su equipo. Únicamente podrá ser eliminada del registro con su consentimiento previo. Además, no tendrá que preocuparse por su registro para competiciones oficiales cuando se reincorpore al juego.
  • Si un club rescinde un contrato con una jugadora durante su embarazo o permiso por maternidad, tendrá la obligación de demostrar que el despido no guarda relación con el embarazo o con su permiso por maternidad. Si el club no puede demostrarlo, entonces la jugadora tendrá derecho a recibir una indemnización extraordinaria de 6 salarios, además de la indemnización habitual garantizada en caso de rescisión del contrato sin causa justificada, tal como se establece en el RETJ de la FIFA.

 

¿FIFPRO considera que esta protección es suficiente?

La nueva reglamentación es un paso importante y muy firme. Sin embargo, FIFPRO va a seguir defendiendo una mayor protección. Seguiremos presionando hasta que observemos la plena implementación de todos los aspectos de nuestra Política parental. Queda mucho por hacer pero, por el momento, celebramos este logro tan importante para las jugadoras y para el fútbol en su conjunto.

 

Fotografía superior: La jugadora de la selección nacional sueca, Hedvig Lindahl, con sus dos hijos, durante la Copa Mundial de 2019. (Fotografías de ANP)