Coconuts 2500

Los jugadores de Indonesia venden comida en las calles para llegar a fin de mes

5 de junio de 2020
Los jugadores profesionales de Indonesia están vendiendo hielo, satay y otras comidas para llegar a fin de mes, tres meses después de que la Federación nacional de futbolistas (PSSI) dictaminara que los clubes podrían reducir sus salarios en un 75 por ciento.

Para los jugadores, que en su mayoría ya tenían unos ingresos modestos, esta reducción salarial quiere decir que ahora tendrán que sobrevivir con una fracción del salario mínimo legal.

Miftahul Hamdi y Ugik Sugiyanto son dos de los jugadores que están teniendo problemas. Ambos están intentando ganar algo de dinero extra, como contaron a FIFPRO en un vídeo.

Hamdi, que debutó en la selección nacional en 2017 y juega en el equipo de primera división Persiraja, ahora estaba trabajando en el negocio de su padre y su esposa vende pasteles caseros para logar algo de dinero. “No es estupendo, pero aún así estoy agradecido de que tengamos ingresos”, dijo.

Sugiyanto, que juega en la actualidad en el equipo de segunda división PSCS Cilacap, está vendiendo hielo hecho de cocos jóvenes. “Mi salario normal era suficiente para vivir, pero ahora se ha reducido al 25 por ciento. Y recientemente solo he recibido el 10 %”.

Sugiyanto, miembro del comité ejecutivo del sindicato de jugadores de Indonesia (APPI), dice que hay otros muchos jugadores “en la misma situación”. “Algunos de mis compañeros de equipo están vendiendo satay”.

El sindicato de jugadores APPI no fue consultado por la federación de futbolistas PSSI sobre la reducción del salario en un 75 por ciento para los equipos, ni siquiera después de que la FIFA pidiera a las partes interesadas que trabajaran juntas para enfrentar los retos creados por la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, FIFPRO entiende que recientemente la PSSI incluyó al APPI en las negociaciones sobre un posible ajuste salarial y la vuelta al juego en Indonesia. FIFPRO se alegra de ese movimiento y espera que ambas partes trabajen juntas en el mejor interés de las partes interesadas, incluyendo a los jugadores.