Indonesia Stadium 2500 70

La Federación de Fútbol de Indonesia ignora completamente a los jugadores

20 de mayo de 2020
Los futbolistas profesionales de Indonesia se enfrentan a graves dificultades y algunos se ven obligados a sobrevivir con una fracción del salario mínimo. La FIFPRO está muy preocupada por el comportamiento de la Federación de Fútbol de Indonesia (PSSI).

A pesar de que la FIFA y la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) enviaron un claro mensaje a la Federación de Fútbol de Indonesia para que esta cooperara con los clubes y los jugadores, a fin de hacer frente a los desafíos provocados por la pandemia de Covid-19, la PSSI no respondió a las llamadas del sindicato local de jugadores APPI y de la FIFPRO para abordar la mejor manera de abordar esta crisis.

En lugar de eso, dos semanas después de suspender las dos principales ligas el 15 de marzo, la PSSI aprobó una resolución que permitía a los clubes reducir los salarios de los jugadores en un 75 por ciento a partir de principios de marzo. La PSSI tomó esta decisión después de entablar conversaciones con la liga y los clubes, pero sin informar al sindicato y por supuesto, sin haberle invitado a negociar en nombre de los jugadores.

La mayoría de los clubes utilizaron la resolución para reducir los salarios. Desde abril, ninguno de los 18 clubes paga más del 25%, mientras que dos de ellos no pagan más del 10%. En la segunda división, los 24 clubes pagan entre el 10 y el 15 por ciento.

Antes de la reducción, los jugadores de la segunda división ganaban apenas 200 dólares, cifra que ya está por debajo del salario mínimo regional de 300 dólares. Después de la reducción salarial del 75%, su salario es ahora oficialmente de 50 dólares, lo cual supone, aproximadamente, el 17% del salario mínimo.

“Durante esta crisis, hemos visto que en muchas federaciones de fútbol, los órganos directivos en el mundo del fútbol no han estado a la altura de las circunstancias”

— por El director jurídico de la FIFPRO, el Sr. Roy Vermeer

Además, el sindicato de jugadores APPI está dispuesto a llevar 31 casos de jugadores no remunerados a la cámara local de resolución de disputas.

“Durante esta crisis, hemos visto que en muchas federaciones de fútbol, los órganos directivos en el mundo del fútbol no han estado a la altura de las circunstancias. Han ignorado completamente a los jugadores, mientras emiten resoluciones que afectan a sus derechos laborales básicos”, comentó el director jurídico de la FIFPRO, el Sr. Roy Vermeer.

“La resolución de la PSSI, en particular, es poco menos que escandalosa. La PSSI interviene en las relaciones laborales, sin tener siquiera la decencia de invitar a la negociación al sindicato de jugadores”.

“El hecho de que esta medida siga en vigor desde marzo demuestra que a la PSSI simplemente no le importan las normas internacionales y, menos aún, el bienestar de los jugadores en Indonesia”.

La FIFPRO ya estaba descontenta por la falta de aplicación de un contrato estándar de jugadores en Indonesia. Se suponía que todos los clubes debían utilizarlo obligatoriamente para garantizar unos estándares mínimos para los jugadores. Sin embargo, la PSSI no ha sancionado a los clubes que no han presentado el contrato. Esto hace que la situación de muchos jugadores durante esta crisis sea aún más vulnerable.