Quinn 2500 28

Quinn: “Necesitamos políticas para evitar discriminación de atletas trans”

2 de diciembre de 2021
  • Quinn, quien prefiere que se haga referencia a ella en plural, se presentó como persona transgénero hace un año.
  • Juega para el OL Reign en la NWSL y para la selección nacional femenina de Canadá.
  • Ha observado las dificultades que sufren los jugadores trans cuando tratan de jugar al fútbol.

Quinn se presentó como persona transgénero hace algo más de un año. Hasta entonces, era conocida como mujer. “Antes de presentarme como trans, siempre tuve el temor de que nadie me apoyara,” ha confesado Quinn a FIFPRO.

“Eso es lo que más preocupó. Que mi familia no estuviera ahí para apoyarme, que mis amigos no me aceptaran, y que la comunidad futbolística no me aceptara y no me permitiera estar en ese espacio nunca más.”

Este contenido ha sido ocultado porque las cookies no han sido aceptadas. Haga clic aquí para reconsiderar.

Ocurrió lo contrario: Quinn experimentó su salida como una experiencia “realmente positiva”. “Existe una red de apoyo a mi alrededor, y en la comunidad del fútbol, que no conocía existía antes de esa experiencia. Ha sido increíble.”

“Darme cuenta de que tenía tantas amigas en mi equipo que iban a seguir tratándome como soy, como Quinn, y ver tanto apoyo de los seguidores y de las personas en el entorno de mi equipo, como los directivos o los entrenadores, es formidable.”

A pesar de su experiencia positiva resultado de su declaración, Quinn está muy preocupada por las posibilidades para otros futbolistas transgénero.

“Ha habido casos en que jugaba, en los que se me ha expulsado físicamente de los espacios, e incluso se me ha impedido salir después del descanso, teniendo que intervenir el entrenador o una compañera de equipo ante esa situación.”

“Es un mensaje difícil que se me ha enviado a mí y a otras personas trans: ¡No se os permite entrar en ese espacio! Es verdaderamente dañino.”

Quinn 1100 1

Quinn cree que casos como el suyo son importantes para concienciar a la gente y prevenir que las personas transgénero queden alienadas. “La información para las personas en la comunidad deportiva es importante a fin de poder construir entornos más integradores. Ello puede hacerse desde la perspectiva del entrenador del equipo (acerca de cómo hacer que un vestuario y otros espacios sean más integradores), o educando a los futbolistas (acerca de cómo pueden cambiar su lenguaje o de cómo tratan a sus compañeros de equipo). Son enormes componentes para hacer que de los espacios del fútbol sean mucho más integradores.”

“Un enorme componente de jugar bien a un deporte es tener confianza sobre el campo. Para mí fue verdaderamente duro confiar en mi identidad, cuando dudaba de que otros miembros del equipo me aceptaran. Es verdaderamente difícil mantenerse en un entorno tan emocional, en todo lo que implica ayudar al resto del equipo e ir hacia un objetivo colaborativo cuando tienes gente que no valida tu identidad.”

Quinn ha explicado cómo sus compañeras de la selección nacional implementaron algunos ajustes para intentar que se sintiera más segura y confortable. “Se me ocurre algún pequeño ejemplo. Me trajeron un uniforme diferente, un equipo masculino, sin darle importancia al tema. Esos pequeños cambios, como aparecer en mi sesión de entrenamiento con mi uniforme, con los que me siento realmente bien, han repercutido enormemente en mi juego. Creo que últimamente he estado jugando realmente bien, y a ello contribuye que me siento verdaderamente cómoda y bien conmigo misma.”

“No creo que exista una razón para tener tales uniformes divididos por género. Sé que hay personas que no se identifican como trans, pero que se sentirían más cómodas llevando uniformes distintos.”

Quinn 1100 23

Debe garantizarse el acceso al deporte, pues Quinn ha observado las dificultades que tienen los transgénero para acceder al fútbol. “Ahora mismo, en los Estados Unidos hay más leyes que tratan de prohibir a los jóvenes trans la entrada al deporte, más de lo que haya visto nunca.         

Tenemos niños que abandonan su deporte en Cuarto Grado porque el Gobierno estatal les prohíbe jugar. El impacto que tendrá en esos niños trans no poder acceder a las mismas oportunidades que sus amigos, ni a los mismos espacios, o incluso no poder aprender las mismas lecciones sencillas y disfrutar los deportes que los centros tienen para ofrecer, tendrá un coste enorme.”

“Excluir a los niños de esa satisfacción tendrá un impacto perjudicial muy serio. Nos costará vidas.”

Quinn insta a las autoridades deportivas a crear políticas que permitan a los atletas transgénero participar en el deporte. “Si no hay normas que regulen la participación de un atleta trans, o si se aplican caso por caso, entonces ello abre un amplio margen para la discriminación.”

Hablar acerca de la exclusión de niños y jugadores suscita muchas emociones en Quinn. Desea hablar, desea aumentar la concienciación, desea allanar el camino para otros.

“No he visto atletas profesionales trans de éxito en televisión o en las redes sociales.”

“Cuando comprendí que era trans y deseaba seguir una carrera en el deporte profesional, quise ser esa persona ejemplar para que otros traten de orientarse a sí mismos.”

“Ahora, siendo un atleta profesional trans, me doy cuenta de las barreras que existen. Ahora comprendo por qué no hubo modelos de conducta para mí. Deseo cambiar esa situación, para que más atletas como yo puedan convertirse en modelos a seguir.”

“Mi situación no es anómala. Puedo formar parte del deporte con normalidad. Por eso esta cuestión es tan importante para mí.”