Apoel Cyprus HH 2500

Futbolistas en Chipre no aceptan reducción salarial desproporcionada

16 de abril de 2020
FIFPRO solicita a la Federación chipriota de fútbol (CFA) que reconsidere de manera inmediata su propuesta de reducir los salarios de los jugadores, pues en consecuencia recibirían un sueldo insuficiente para los meses de marzo, abril y mayo.

FIFPRO apoya al Sindicato chipriota de futbolistas (PASP), al concluir que tal propuesta es totalmente desproporcionada y, por consiguiente, no aceptable.

En Chipre, el fútbol lleva suspendido desde el 15 de marzo, y todavía es incierto si o cuando se reanudarán las competiciones. Según la CFA, el impacto económico es “extremadamente grave”. Sin embargo, no cumple con la exigencia del sindicato de jugadores de proporcionar información financiera.

FIFPRO tiene constancia de que la CFA ha propuesto al PASP reducir los salarios de los jugadores en un 23 por ciento durante toda la temporada 2019/2020. Esta recomendación no es aplicable a jugadores que ganen un máximo de 2.000 euros al mes.

Dado que la temporada se encuentra en sus meses finales, ello significa que los jugadores recibirían una parte insignificante de lo que deberían obtener según lo estipulado en sus contratos, durante los últimos tres meses.

Reducción salarial del 92 por ciento

Pongamos el ejemplo de un jugador con un contrato de 10 meses y que gane 2.500 euros al mes. Durante toda la temporada, recibiría 25.000 euros. Desde agosto hasta mediados de marzo, ha recibido el 75 por ciento de su salario. Para los meses de marzo, abril y mayo, obtendría un total del 25% (o 6.250 euros).

Si su salario anual se redujera en un 23 por ciento, como propone la CFA, obtendría únicamente el 2% de su salario restante, lo que asciende a un total de 500 euros para los meses de marzo, abril y mayo. Ello significa una reducción del 92% sobre los salarios de este periodo.

Por supuesto, los jugadores de Chipre comprenden que, en estas circunstancias extraordinarias, tendrían que ayudar a sus clubes económicamente si es necesario, pero también han dejado claro que toda oferta debe ser proporcionada. Cuestionan si la CFA está teniendo en cuenta igualmente los intereses de los jugadores, o considerando únicamente los intereses de los clubes.

FIFPRO apoya a su miembro, PASP, y aconseja a los futbolistas, la CFA y los clubes a alcanzar un acuerdo colectivo que sea justo y razonable para todas las partes interesadas.