Jmbosman ANP 2500

Cómo Jean-Marc Bosman cambió el sistema de transferencias del fútbol

15 de marzo de 2020
El jugador belga Jean-Marc Bosman deseaba firmar un contrato con un club francés. Sin embargo, su club belga bloqueó el deseado traspaso, aunque su contrato con dicho club había expirado. Emprendió una batalla legal que dio como resultado que todos los futbolistas profesionales se convirtieran en agentes libres a la finalización de sus contratos.

Evolución del caso

Bosman había jugado durante dos años en el RFC Liege, donde su contrato estaba a punto de expirar, en el verano de 1990. El club presentó al centrocampista una nueva oferta, por la que reducía su salario al 25 por ciento de sus ingresos anteriores. Bosman se negó a firmar ese nuevo contrato y fue incluido en la lista de transferencias, por una cuantía aproximada de 500.000 euros.

Ningún club mostró interés, hasta que Bosman se propuso al Dunkerque. El club francés alcanzó un acuerdo con el Liege, pero el club belga tenía dudas acerca de la solvencia del Dunkerque y retuvo el certificado de transferencia necesario.

Posteriormente, el Liege suspendió a Bosman durante toda la temporada. Las normas belgas de transferencia aplicables en aquel momento, permitían a un club suspender a un jugador cuando ambas partes no podían alcanzar un nuevo acuerdo.

Ocho días después, Bosman interpuso su caso jurídico contra el Liege y la Federación belga de fútbol, por impedirle unirse a otros clubes. Un año después, añadió también a la UEFA en el proceso, como parte responsable por redactar las normas del sistema de transferencias. Según Bosman, las normas de transferencia y las cláusulas de nacionalidad no debían serle aplicables, haciendo referencia al Derecho laboral europeo.

En diciembre de 1991, los sindicatos franceses y neerlandeses de futbolistas (UNFP y VVCS) se incorporaron voluntariamente al proceso.

Bosman Seggelen 1100
Jean-Marc Bosman y Theo van Seggelen, el ex secretario general del sindicato

Decisión

Costó cinco años ganar el caso, pero el 15 de diciembre de 1995, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (el Tribunal) falló a favor de Bosman. Descartó que un club tuviera que pagar al club anterior del jugador una vez expirado su contrato.

El Tribunal decidió también prohibir cualquier límite al número de ciudadanos de la UE por club.

 

¿Por qué este veredicto es tan importante?

El Caso Bosman cambió el fútbol profesional. Los jugadores sin contrato quedaban libres para fichar por cualquier otro club.

 

Reacción

Bosman posteriormente manifestó a FIFPRO: “Lo que significa esta sentencia es que los jugadores del siglo XXI tienen el derecho a circular al igual que otros trabajadores, y a no ser tratados como caballos, gallinas o ganado.”

La carrera de Bosman finalizó en el momento en que se inició el caso. “Tenía 26 años, lo que representa la cumbre en la carrera de un futbolista. Como digo siempre, ¡hubiera preferido que algún otro futbolista hubiera dado ese paso en mi lugar! Es un sacrificio que realicé yo.”

“Fue difícil para un hombre solo llevar sobre sus hombros todo ese peso, incluso con el apoyo de FIFPRO. Pero así es un poco la situación en el fútbol: los futbolistas temen expresarse porque les preocupa generar problemas con sus clubes.”

¿Desea saber más?

Casos jurídico