Jackson Irvine - new

Jackson Irvine: "Debemos hablar de los derechos de la comunidad LGTBIQA+"

#ShineALight Crónicas sobre futbolistas

Comparte esta cita

Cerrar
Jackson Irvine - new
Jackson Irvine
#ShineALight

Jackson Irvine

#ShineALight: El mediocampista australiano Jackson Irvine habla con convicción sobre la promoción de los derechos LGBTQI+ en el fútbol y pide que salgan mensajes claros sobre la inclusividad en el Mundial de Qatar.

Me gustaría hablarles de un tema especialmente importante para mí. Tengo familiares y amigos que forman parte de la comunidad LGTBIQ+, un grupo de personas que durante mucho tiempo han sido tremendamente marginadas y discriminadas. Quiero hablar por ellos.

Seamos claros: la homofobia en el fútbol sigue siendo un problema. Hay muchos problemas a los que se enfrentan el deporte y el fútbol en general y creo que cualquier tipo de ambiente masculino tóxico -que por desgracia se respira en el fútbol a veces- impide que la gente de la comunidad gay se sienta bienvenida e incluida en el deporte.

Eso debe cambiar. Y debe cambiar ahora.

Como futbolistas podemos cumplir un papel importante. El hecho de educar y poner la información a disposición de quienes están en la esfera futbolística tendrá una gran repercusión y que nosotros hablemos del tema sin reservas también.

Es algo que he tenido que hacer en algunas ocasiones durante mi carrera al oír expresiones homófobas. Lo bueno es que en general la gente es receptiva a este tipo de respuestas. A veces las personas tienen creencias totalmente arraigadas y resulta difícil cambiar eso en una sola conversación. Pero incluso en esos casos, cuando se dan cuenta de que la mayoría apoya a la comunidad gay, ven claramente que su forma de hablar no es aceptable.

Creo que los jugadores son ahora mucho más conscientes de cómo el lenguaje y las palabras que se usaban antes sin intención de odio eran inaceptables y están desfasadas. Es un cambio enorme que he notado en los últimos años.

¿Qué hay detrás de ese cambio? Bueno, el acceso a la educación y la información es mayor. Estamos empezando a ver a algunos jugadores revelar su identidad sexual y recibir muestras de apoyo abrumadoras por parte de la comunidad futbolística. Ha quedado clarísimo que el lenguaje homófobo no es bienvenido en este entorno.

Personas como Josh Cavallo han hecho más en este sentido de lo que podría conseguir cualquier otra acción.

Para los jugadores jóvenes, ver a un profesional revelar su identidad sexual y hablar tan abiertamente —y luego recibir un apoyo tan grande de la comunidad del fútbol en todo el planeta— tiene mucho más efecto que ninguna otra acción. Les demuestra a los jóvenes que en el fútbol hay espacio para todos. Es un gran paso adelante y espero que cada vez más jugadores se sientan seguros de sí mismos y puedan expresar abiertamente su sexualidad.

Para conseguirlo, es de vital importancia que los jugadores sigamos expresando nuestra opinión y hagamos oír nuestra voz, pero para eso necesitamos sentirnos cómodos y apoyados. Las organizaciones del mundo del fútbol están empezando a apoyar a los jugadores en aquello que defendemos ahora: tenemos el ejemplo en la Premier League con el movimiento Black Lives Matter. Ese fue un buen indicador que demostró a los jugadores que tendrán nuestro apoyo cuando queramos hablar de un tema que nos importe de verdad.

Jackson Irvine Shine A Light 2 (1)
Jackson Irvine Shinealight 4
Jackson Irvine Shine A Light 5

Formo parte de la PFA Australia y hace poco organizamos la Pride Cup (la Copa del Orgullo), que es una plataforma australiana de apoyo a las personas LGTBIQ+. Hemos ido a los clubes y hemos creado redes de apoyo para los equipos y los jugadores, creando espacios seguros para que atletas de todos los deportes se impliquen y lo hagan abiertamente.

Doy las gracias por formar parte de una comunidad que apoya abiertamente unas causas que significan tanto para mí. Es maravilloso que los jugadores y las organizaciones del fútbol se alineen con lo que quieres hacer y cómo quieres expresarte. A título individual, eso me da más confianza para hablar.

Pero, en realidad, creo que la acción colectiva siempre tiene más peso que la acción individual. Espero que cada vez lo veamos más, a medida que sean más los jugadores que participen en estas áreas. La solidaridad es la forma de avanzar y el fútbol, y más concretamente los órganos de gobierno y las organizaciones, pueden contribuir a ello a largo plazo. La acción colectiva puede venir de la presión de personas a título individual para que el deporte siga por ese camino.

Espero ver esa acción colectiva en la Copa del Mundo. Cuando juegas en la esfera internacional en el mayor torneo deportivo, da visibilidad y llama la atención de los jugadores a título individual y de los futbolistas como colectivo para hablar de temas que importan. Estos pocos meses son un breve espacio de tiempo que brinda una oportunidad única, ya que recibimos muchísima atención.

“No es una cuestión de política ni de religión. Es una cuestión de derechos humanos.”

Es una oportunidad que no debemos perder porque, en este momento, hay una falta de claridad y una sensación de que la comunidad LGTBIQ+ no será bienvenida en un torneo de alcance mundial. No es una cuestión de política ni de religión: es una cuestión de derechos humanos. Apoyar los derechos humanos no es hacer una declaración política. Si los jugadores apoyan la causa abiertamente, todo avanzará muchísimo. Ahora necesitamos ver gestos claros de los órganos de gobierno y las organizaciones que demuestren que esta Copa del Mundo es para todo el mundo de verdad.

Porque en eso consiste precisamente: la Copa del Mundo es para todo el mundo. Recuerdo cuando estuve en Alemania en 2006 y fue increíble. Yo tenía 13 años y viví el torneo desde la perspectiva de un aficionado. Francamente, me pareció una fiesta.

Tengo un recuerdo que me quedó muy grabado: jugamos en un campo de fútbol sala en unas de las zonas festivas para los aficionados. Estaba ahí con unos primos míos que habían venido desde Escocia. Formamos un equipo y jugamos con gente de otros rincones del planeta. No podíamos comunicarnos hablando, pero ahí todos entendíamos el lenguaje común del fútbol. Nunca lo olvidaré.

Me encantaría verlo también en esta Copa del Mundo: aficionados venidos de todo el mundo disfrutando del juego, independientemente de su origen étnico u orientación sexual. A veces el fútbol se percibe como una plataforma donde ves a los futbolistas y deportistas apoyar abiertamente ciertas causas, y creo que eso puede revertir ampliamente en la sociedad. El deporte es una forma extraordinaria de ejercer una influencia. Es una responsabilidad que podemos asumir para tratar de ayudar a reforzar y apoyar la educación de estas comunidades a la vez que tratamos de crear ese equilibrio de igualdad que tanto queremos para la sociedad.