Sofie Junge Pedersen 2

Sofie Junge Pedersen: “Siempre que puedo hablo sobre el cambio climático”

Impacto del futbolista Crónicas sobre futbolistas

Comparte esta cita

Cerrar
Sofie Junge Pedersen 2
Imago1012209915h
Sobre

Sofie Junge Pedersen

Es futbolista de la selección danesa y la Juventus. Fuera del fútbol, la centrocampista de 30 años participa con organizaciones benéficas para abordar la pobreza y el cambio climático.

Cuando era niña solía dejar escrito en los libros de mis amigos que quería trabajar para el desarrollo en África. Siempre me ha interesado la política mundial. Mis padres me criaron en países lejos de Dinamarca, como los africanos.  

Desde muy joven entendí que somos muy afortunados y prósperos en Dinamarca y en otros países europeos, que las personas de otros lugares tienen muchos menos recursos. Las desigualdades en el mundo me hacían sentir triste y furiosa.  

Para colmo, tenemos la crisis climática: nosotros, los países ricos, somos responsables del cambio climático que afecta principalmente a los países más vulnerables. Esa sensación de desigualdad me motiva. 

Participo con YOPP Ghana desde hace ocho años. Entendí que como futbolista profesional podía hacer algo por ayudar a su comunidad. Le pedí a mi entonces club, el Fortuna Hjorring, que apoyara la creación de un campo de fútbol para chicas.  

Desde entonces, he tratado de hacer más cada año. Ahora, mi club actual, la Juventus, apoya económicamente la liga de una comunidad local, la Liga YOPP Girls, así como la labor de información acerca de derechos sexuales y reproductivos.  

Trato de que las jóvenes participen más en el desarrollo de sus propias comunidades. Es un buen modo de aprovechar el fútbol para mostrar a las chicas que tienen los mismos derechos que los chicos. Aprenden sobre el trabajo en equipo, la salud y también nos centramos en la educación sexual. Fue mi primer proyecto y todavía hoy estoy feliz por haber participado.

Sofie Junge Pedersen SJP YOPP 2 (1)
Sofie Junge Pedersen with YOPP Ghana
Sofie Junge Pedersen SJP YOPP 4
Sofie Junge Pedersen with YOPP Ghana
Sofie Junge Pedersen SJP YOPP 1
Sofie Junge Pedersen with YOPP Ghana

Desafortunadamente han pasado tres años y medio desde que estuve allí, debido al Covid y al Campeonato europeo de este año. Y el próximo año tenemos la Copa Mundial… me comunico con ellas en línea, pero en cuanto pueda voy a ir.  

Me gustaría también vivir unos años en África. Me gusta la gente, tan fuerte. Aunque tengan poco son felices. Cuando vuelvo me siento privilegiada de vivir en países como Dinamarca e Italia, pero me impresiona muchísimo la gente de Ghana y eso me motiva.  

Me uní a Common Goal en 2018. Para mí era del todo lógico destinar un porcentaje de mi salario a esa entidad benéfica. Creo que ese cobro puede ayudar al mundo a ser mucho más equitativo.  

Cada miembro puede elegir qué proyecto desea apoyar y me decidí por una organización en Zambia que está ayudando a los jóvenes a tener un espacio seguro para jugar al fútbol y obtener educación.  

Intento también aumentar la concientización sobre el cambio climático. En 2009, cuando se celebró la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Copenhague, comprendí la gravedad del problema. Es escalofriante.  

Pienso en eso muchas veces al día, influye en mi conducta. ¿De verdad necesito encender la luz o puedo esperar? ¿Puedo utilizar esta cantidad de agua de un modo más inteligente?

Sofie Junge Pedersen Imago1013135907h
Sofie Junge Pedersen, jugando para Dinamarca en la Eurocopa Femenina 2022

Me siento mal. Sé que cada vez que uso la electricidad, cada vez que conduzco o viajo en avión, afecta a otras personas. El cambio climático afecta a todo el mundo, pero algunas personas resultan más perjudicadas que otras.  

Desafortunadamente no puedo cambiarlo todo. Y no me enorgullezco de ello. Vuelo mucho debido a los partidos y es difícil de cambiar. Pero lo reconozco e intento reducir mi propia huella de carbono.  

Las futbolistas de la Juventus y de Dinamarca saben que me preocupa el cambio climático. Llevo mi propia agua del grifo al entrenamiento, en lugar de utilizar botellas nuevas de agua cada día, e intento no comer carne, sino alimentos veganos.  

Cuando tengo la oportunidad, llamo la atención sobre el cambio climático. Si alguien dice “Qué calor hace, ¡agobiante!”, yo contesto “Esto es el cambio climático, será la norma en el futuro”.  

Las compañeras de equipo me preguntan mucho y quieren saber. Disfruto esas charlas. No es difícil convencerlas de que existe una crisis, lo difícil es cambiar la conducta de la gente.  

Hace poco me he unido a We Play Green, organización creada por Morten Thorsby. Creo que podemos contribuir a influir en la conducta de la gente. Al igual que Morten, voy a comenzar a llevar el número dos, para aumentar la concientización.  

Es importante liderar con el ejemplo y mostrar cómo estamos reduciendo nuestra huella de carbono. 

El fútbol también está bajo la amenaza del cambio climático. Hace tres años tuve que jugar con una temperatura de 36 grados. No pude terminar el partido, me aturdí demasiado. El clima se está tornando más cálido y habrá más tormentas e inundaciones: en esas condiciones es imposible jugar, tanto para los futbolistas profesionales como para los más juveniles.  

Estoy satisfecha por ser embajadora del Folkekirkens Nodhjælp. Es una organización danesa que opera en varios países africanos. También se centra en el cambio climático y trata de ayudar a las comunidades a adaptarse a las consecuencias del calentamiento global.  

Cada vez que vuelvo a esa comunidad, puedo ver los efectos del cambio climático: están teniendo más dificultades para cultivar verduras o no tienen acceso al agua.  

Me gusta que el Folkekirkens Nodhjælp preste atención al cambio climático y quisieron que se escuchara mi voz desde el mundo del fútbol para denunciar ese problema. 

Puedo dedicar tiempo a todas esas iniciativas porque ello me da energía. No deseo pasar ese tiempo viendo series de TV o bebiendo café.  

Ello también contribuye a mi carrera futbolística. En ocasiones, me siento algo egoísta, pues me centro únicamente en cómo puedo mejorar como futbolista. Tener proyectos con los que puedo ayudar a otros me motiva para esforzarme todavía más sobre el campo de juego. Sé que cuanto mejor consiga hacerlo, mayor será mi plataforma para transmitir mis mensajes y podré ayudar a más personas.  

Quiero que el enorme buque que es la sociedad, vire y apunte a una dirección más sostenible.