Gabon Protest 11 1100

Souleman Gamanba y otros jugadores gaboneses esperan su dinero: “¿Cuándo reaccionará la FIFA?”

Salario de los jugadores Crónicas sobre futbolistas

Comparte esta cita

Cerrar
Gabon Protest 11 1100
  • Souleman Gamanba, de 34 años y jugador del Missile FC en Libreville, se ha convertido sin querer en una de las principales figuras del movimiento de protesta que ha llevado a varias decenas de jugadores gaboneses a “acampar” frente al Ministerio de Deportes durante casi dos semanas. Exigen el pago de salarios atrasados, que en la mayoría de los casos llega a los tres años.
  • Hace ya varios años que Souleman, ante la inercia de la federación gabonesa y el silencio de las autoridades políticas, y harto de tener que luchar día a día para ejercer su profesión de futbolista y no poder vivir de ello, cambió su carrera a pintor de casas y luego amplió su gama de actividades, siempre en el sector de la construcción. “Desde que elegí este camino, he estado recibiendo un salario regular… De hecho, el doble de lo que ganaba cuando jugaba al fútbol. Bueno… ¡eso cuando me pagaban!”
  • Souleman confió en FIFPRO decidido, al igual que todos sus compañeros de juego, a hacer lo que fuera necesario para recuperar lo que era suyo, así como a reclamar el respeto y la dignidad que se merece.

“Nada de eso fue premeditado, nadie nos empujó a actuar de esa forma. Varios de nosotros nos reunimos en la sede de nuestra asociación nacional de jugadores, la ANFPG, para hablar una vez más nuestros salarios impagados... En ese mismo momento, nuestra federación anunció que el campeonato, suspendido desde marzo de 2020, estaba a punto de reanudarse. Ya estaba todo planeado, así sin más… Aquel anuncio fue el detonante: ¿cómo podían nuestros dirigentes decidir volver a la competición cuando cientos de nosotros apenas sobrevivimos del juego y la inseguridad es la norma entre los futbolistas gaboneses?

La idea de reunirnos frente al Ministerio del Deporte y permanecer allí día y noche hasta lograr el pago de nuestros salarios ganó el apoyo de la mayoría de nosotros con rapidez. Ahorramos algo de dinero y compramos algunas provisiones de comida por el camino. Sabíamos que a esa primera noche le seguirían otras…

Souleman 3 1100
"Don’t mistreat players. Without players, there is no football."

Durante el fin de semana, somos al menos veinte personas, porque algunos jugadores van a casa con sus familias, pero la mayoría de las veces somos entre sesenta y setenta. Hay una rotación que ocurre de forma natural. Lo más importante es que estamos muy motivados... Sabemos que algunos jugadores han sido amenazados y no se atreven a unirse a nosotros. En lugar de inhibirnos, estas prácticas, tan comunes en Gabón, nos dan ánimos para seguir. Del mismo modo, las campañas orquestadas contra nosotros en los medios de comunicación y en las redes sociales no nos afectan, incluso cuando las llevan a cabo futbolistas como nosotros. No nos engañamos, estamos demasiado familiarizados con el sistema vigente en nuestro país.

No voy a comentar en detalle todo lo que va mal en el fútbol gabonés, eso llevaría demasiado tiempo. Mucho antes de la crisis sanitaria, nuestro fútbol pasaba por serios problemas y nadie quería escuchar a los jugadores que daban la voz de alarma y proponían soluciones, sobre todo a través de la ANFPG… Prefiero hablar de la deuda con los jugadores, esos salarios atrasados desde 2016.

En junio de 2021 teníamos muchas esperanzas. El presidente de FEGAFOOT se había comprometido a cubrir esta deuda ante la FIFA, CAF, FIFPRO y nuestro Ministerio del Deporte. Pero nada pasó. Sin duda, era demasiado bueno para ser verdad. No es de extrañar que nuestra federación no respete ni sus compromisos ni a los jugadores.

Pero el hecho de que pueda salirse con la suya desacatando un acuerdo hecho en presencia de su ministerio de supervisión, CAF y FIFA es algo que nos parece totalmente incomprensible. Y lo que es igualmente así no es el silencio de la autoridad continental, (el presidente de FEGAFOOT, una de las peores federaciones de África, si no la peor de todas, es miembro del Comité Ejecutivo de la CAF), sino la falta de acción por parte de la FIFA, que no puede ignorar lo que ocurre desde hace tantos años en Gabón y no obliga a nuestra federación a cumplir sus compromisos.

Esta misma federación internacional, que es capaz de amenazar a varias federaciones con la suspensión en un abrir y cerrar de ojos, pero no mueve un dedo para devolver la dignidad a varios centenares de jugadores y tomar medidas para que se les pague debidamente por practicar su profesión como futbolistas. ¿Qué trama la FIFA? ¿A qué espera para reaccionar?

Souleman 1 1100
Souleman empezó a trabajar como pintor y carpintero

A pesar de todo, mantenemos la esperanza. Hemos podido dar nuestra opinión a la oficina del ministro. Sabemos que el Ministerio del Deporte ha pedido a los presidentes de los clubes que calculen la deuda total, que asciende a 1.500.000.000 francos CFA o 2.513.000 dólares. Sabemos que ahora los clubes buscan negociar con los jugadores de forma individual. Hacia abajo, obviamente. Por mi parte, sé que en ese caso no podré aspirar a obtener más de la mitad de los 8 millones de francos CFA (13.400 dólares) que me deben. ¡De ningún modo! Así que aconsejamos a los jugadores que no acepten y que esperen las conclusiones de la firma auditora que ha sido llamada a opinar.

Llevan demasiado tiempo burlándose de nosotros. Saldar nuestros salarios atrasados antes del inicio del campeonato es una condición previa para reanudar la competición. No nos comprometeremos, seamos bastante claros al respecto.

Personalmente, no pienso volver a jugar al fútbol aquí en Gabón. He visto y pasado por demasiado. Hoy lucho por todos mis hermanos... Y si mañana tengo la oportunidad de ejercer mi profesión durante algunos unos años más, será en el extranjero. Y, sin embargo, amo a mi país, amo a Gabón. Ojalá llegue un día en que se salve nuestro fútbol y se respete a nuestros futbolistas. Mañana…”