Denis Leiva 1

Denis Leiva: “Es muy duro que no te permitan jugar por una regla arbitraria e inconstitucional”

Mercado de trabajo masculino Crónicas sobre futbolistas

Comparte esta cita

Cerrar
Denis Leiva 1
Denis Leiva
Sobre

Denis Leiva

Es un futbolista con 18 años de experiencia en distintas categorías del fútbol guatemalteco. Es uno de los afectados por el límite de edad impuesto por la federación local.

Hasta julio de este año, pensaba que al retirarme del fútbol iba a poder cumplir el proyecto de vida que durante tantos años hablamos con mi esposa. Pero no, estos últimos meses han sido de una incertidumbre que nunca imaginé.

Tengo 38 años y juego al fútbol profesionalmente en Guatemala desde los 20. Quería jugar dos temporadas más para seguir ahorrando y poder poner un negocio propio al retirarme pero de repente… pum, se cortó. Y fue un mazazo.

La razón por la que se cortó es muy sencilla: la Federación Nacional de Fútbol de Guatemala, la FedeFut, tomó una decisión inconstitucional al imponer un límite de edad en nuestro fútbol. En la Primera División, la segunda categoría aquí, no puede haber más de 3 futbolistas mayores de 35 años por club. Y en la Segunda, la tercera aquí, solo 3 de entre 27 y 32 años.

Somos muchos los compañeros afectados a los que nos cambió la vida de la noche a la mañana. Es una situación que no debería haber existido nunca, que ha afectado gravemente nuestras vidas, la de nuestras familias que sufren con nosotros. Muchos no terminamos lo académico, tenemos el fútbol como medio para lograr nuestros sueños.

Nos estamos apoyando entre todos porque es una situación muy difícil. Somos padres de familia y tenemos nuestras obligaciones, pero estamos viviendo día a día, de ahorros que estaban destinados a otra cosa, de lo que podemos encontrar para subsistir. Aquí en Guatemala le llamamos “chapuces”: algún trabajo de albañilería, de pintura, de electricidad.

Yo tengo moto y cuando sale también hago mensajería, así que he trabajado de todo un poco. También me hago algunos “chamuscas”, las famosas “cáscaras”. Así le decimos aquí a los partidos informales. Gracias a Dios hemos tenido un recorrido en el fútbol y a la hora de jugar en una liga amateur o en alguna feria por acá pues nos lo reconocen con algo de dinero.

Denis Leiva 2

Pero por supuesto no es lo mismo que jugar bajo un contrato, con un sueldo fijo digno y cobertura médica. Más con lo que sucede ahora en el país que todo está aumentando mucho, los precios están hasta el área de las nubes, como usualmente se dice.

Yo lucho todos los días por volver a tener eso porque es mi derecho y el de mis compañeros afectados. Sigo entrenando por mi cuenta en mis tiempos libres, me levanto todos los días para hacer ejercicio y estar bien físicamente, que ya no es lo mismo lograr mantenerse con 38 que con 20 años.

Pero no puedo mentir, psicológicamente es muy duro, la depresión futbolística que le dicen. Hubo tiempos en que no tenía la moral de levantarme, ¿verdad? Me quedaba encerrado, sin ganas de nada. Solo de llorar, y llorar bastante porque yo era el sustento diario de nuestra familia, el ingreso más grande que teníamos.

Y no me estaban regalando nada. Trabajaba día a día entrenando honradamente. Muchas veces me tenía que ir lejos, pero valía la pena porque sabía que era por mi familia, para poder ir ahorrando también para cuando el cuerpo ya no diera.

“Hubo tiempos en que no tenía la moral de levantarme, ¿verdad? Me quedaba encerrado, sin ganas de nada. Solo de llorar, y llorar bastante porque yo era el sustento diario de nuestra familia, el ingreso más grande que teníamos.”

— por Denis Leiva

Mi primer motor para seguir adelante es el de arriba, Dios. Me apoyo mucho en él. Y segundo, mi familia, mis dos hijos, mi esposa. Ellos son mi apoyo, los que me brindan palabras de aliento, sus consejos. Porque realmente uno cae en una situación emocional mala de verdad.

También tengo el recuerdo de mi papá, que murió hace poco tiempo. Él fue un guerrero en esta vida y me enseñó a ser luchador. Y pese a los bajones y las dudas, es lo que estoy haciendo.

Primero porque amo ser futbolista y todavía tengo mucho que aportar. Y segundo porque es lo justo. No nos pueden discriminar de la manera que lo están haciendo. La edad no juega, juega el talento y las condiciones que tenga cada jugador. El fútbol es una forma de vida que tiene que durar hasta que el cuerpo aguante, no hasta que una regla arbitraria y fuera de la Constitución nacional lo diga.

Algunos de nosotros también elevaron la situación a la Procuraduría de los Derechos Humanos. La respuesta del presidente de la FedeFut, Gerardo Enrique Paiz Bonifaci, fue denunciarlos ante la Comisión de Ética de la Federación por no haber hecho sus planteos primero en el ámbito del fútbol. No entiendo por qué querer perjudicarlos todavía más.

Por suerte nuestro sindicato de futbolistas, SIFUPGUA, nos está apoyando en todo y tengo mucha fe en su trabajo. Hizo una presentación judicial para hacer valer nuestros derechos. Por momentos se dice que se va a quitar la regla, por momentos que no, y eso afecta.

Pero todos estamos esperando que la decisión del tribunal nos permita volver a trabajar, volver a ser futbolistas. Porque como decía el Diego, Diego Maradona, la pelota no se mancha.