Arturo Vidal PWM

Arturo Vidal: El fútbol es una fiesta social, no un centro de esclavitud”

Carga de Trabajo del Jugador Historia del jugador
25 de mayo de 2022
Arturo Vidal PWM

A sus 35 años, el chileno Arturo Vidal es uno de los máximos exponentes del fútbol sudamericano. Con su talento y despliegue, el surgido en las divisiones juveniles de Colo Colo no sólo ha defendido a los clubes más renombrados de Europa, sino que llevó a la Roja a conquistar sus dos primeros títulos en las Copas América 2015 y 2016, además de disputar dos Copas del Mundo.

Por eso y mucho más, el actual volante del Inter de Milán es palabra autorizada para referirse a los resultados de la encuesta de futbolistas y entrenadores de alto rendimiento realizada entre FIFPRO y Football Benchmark en 2022. Carga de trabajo, viajes y problemas con el calendario en el mensaje que compartimos a continuación en un diálogo producido junto a Sifup (el Sindicato de Futbolistas Profesionales de Chile):

“La exposición acumulada nos pone en riesgo como jugadores, porque no sólo puede reducir nuestro rendimiento sino que también puede acortar las carreras de muchos colegas. Y en eso debemos ser responsables y pensar junto a todos los actores cómo se puede reducir. Esta situación afecta especialmente a los jugadores que tienen que recorrer largas distancias para ir a disputar sus partidos, como los sudamericanos. No es como Europa, donde todo está más cerca.

Hagamos cumplir los protocolos; eso es clave Todo el mundo recomienda que se implementen y se hagan respetar los períodos de descanso, ya sea mientras jugamos en nuestras ligas o en el período legal de vacaciones”, dice Vidal, y agrega que “como en cualquier trabajo, es indispensable alejarse de las funciones que realizamos casi todo el año. Es una cuestión de salud mental también.

Hace rato que nuestros sindicatos nos han estado informando sobre esta problemática en base a los datos proporcionados por la plataforma de seguimiento de carga de trabajo de FIFPRO. Sabemos que mide la saturación de partidos, examinando la cifra de minutos que juegan los jugadores en forma consecutiva. Por eso, cuando hablamos lo hacemos con sustento. Todos estos números van en contra de las recomendaciones que hacen los científicos acerca del rendimiento, la salud y el despliegue físico de nosotros los futbolistas.

Los jugadores tenemos que ser capaces de luchar contra esto por nuestras carreras, por las familias, pero por el espectáculo sobre todas las cosas. No podemos estar expuestos a estos parámetros. El fútbol es una fiesta social, no un centro de esclavitud”.