Fernanda Pinilla 3 2500

Fernanda Pinilla quiere que las mujeres de Chile tengan las mismas oportunidades en el fútbol

Mercado de Trabajo Femenino Historia del jugador
23 de noviembre de 2021
Fernanda Pinilla 3 2500

 

  • La Asociación Nacional de Futbolistas Chilenas (ANJUFF) ha presentado un informe que refleja la desigualdad que sufren las mujeres futbolistas respecto a los hombres en Chile
  • El informe revela que sólo el 10% de las jugadoras chilenas son futbolistas a tiempo completo y que más de la mitad declaran haber sido víctimas de actos de discriminación de género en sus carreras.
  • Fernanda Pinilla, jugadora consagrada y ex presidenta de la ANJUFF, espera que a partir de ahora las autoridades del fútbol chileno aborden el problema de otra manera.

"Ahora que tenemos datos, cifras y números duros, que aportan pruebas empíricas de lo que ocurre con las jugadoras en Chile, hemos cambiado el panorama. Antes se reían de nuestras afirmaciones y nos acusaban de caricaturizar el fútbol femenino. Ahora han visto que no estábamos bromeando en absoluto".

Son palabras de Fernanda Pinilla, jugadora de 28 años y quizás una de las figuras más emblemáticas de la selección femenina chilena. La jugadora se congratuló de que, tras décadas de denuncias y peticiones de investigación, se haya podido plasmar en un informe objetivo la realidad del fútbol femenino en el país sudamericano.

En octubre, ANJUFF, junto con la Universidad de Chile, presentó un ambicioso informe titulado "Estudio en profundidad del fútbol femenino en Chile". A través de encuestas, entrevistas y cifras comparativas, este documento traza la realidad por la que tienen que pasar las mujeres futbolistas para poder practicar su deporte.

Al hacerlo, también puso de manifiesto la enorme disparidad que aún existe entre el fútbol femenino y el masculino y dejó al descubierto la enorme cantidad de obstáculos que deben superar las mujeres para poder jugar al fútbol profesionalmente.

Fernanda Pinilla 2 1100

"El éxito que tuvimos con la selección femenina en la clasificación para el Mundial de Francia 2019 y los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 puede haber enmascarado todo, pero esto es lo que está pasando en nuestro fútbol", ha dicho Pinilla, que fue presidente de ANJUFF en 2017.

"Uno quisiera que todas las mujeres tuvieran las mismas oportunidades. No es sólo una cuestión de poder jugar. Como adulto, hay que ganarse la vida y en este momento tenemos que trabajar. Es muy difícil; hay jugadoras que tienen que sacrificar días de entrenamiento para ir a trabajar".

El informe consistió en extensas entrevistas a 592 jugadoras de un total de 1.000 jugadoras en Chile. Reveló que sólo el 10% de las entrevistadas son futbolistas a tiempo completo; el 27,9% juega y también trabaja, el 43,3% juega y estudia y el 18,5% hace las tres cosas.

Además, el 83% declaró no recibir ninguna remuneración económica por su actividad futbolística y el resto dijo ganar un sueldo mensual inferior a 126 dólares.

"Lo que más me sorprende es que muchas jugadoras trabajan actualmente en servicios de reparto urgente, lo que incluso pone en riesgo su condición física. Son muy pocas las que tienen una profesión o pueden estudiar tranquilamente y les sobra tiempo", sostuvo Pinilla.

“ESTO ES UNA LLAMADA DE ATENCIÓN PARA TODAS LAS AUTORIDADES DEL FÚTBOL; AYUDA A SENSIBILIZARLAS”

El informe de la ANJUFF también reflejó el calvario al que todavía se enfrentan las jugadoras en cuanto a actos de discriminación de género. Más del 35% de las entrevistadas afirmaron haber sido objeto de bromas de género y más de la mitad, el 57%, dijo haber sufrido actos de discriminación de género en algún momento de su vida futbolística.

"Hubo una época en la que no había vestuarios para nosotras, que teníamos que utilizar un pequeño almacén y no teníamos baños. Esto sigue ocurriendo en varios clubes. Lo peor es que todas estas cosas se terminan convirtiendo en algo natural para ti", se quejó Pinilla, que ahora juega en la Universidad de Chile, tras su paso por Audax Italiano, Santiago Morning y los clubes españoles Córdoba y Santa Teresa de Badajoz.

La discriminación de género también se percibe en la falta de material, como conos, balones y objetos para las jugadas a balón parado. En muchos casos, estos elementos de entrenamiento deben ser conseguidos por las propias jugadoras o por los entrenadores.

Fernanda Pinilla 1 1100

Otro de los puntos en cuestión es la exigencia física de las futbolistas y las dificultades para cumplir los objetivos en un contexto en el que la mayoría no puede dedicarse exclusivamente a jugar.

"Al igual que los hombres, se nos exige un índice de masa corporal y un peso adecuados. Para competir a un nivel muy exigente, la composición corporal marca la diferencia. Pero para conseguir los objetivos hay que alimentarse adecuadamente, y la educación nutricional debe venir del propio club", explica Pinilla.

"La mayoría no tenemos dinero para pagar a un nutricionista y ese tipo de seguimiento es muy caro. Además, compaginar los entrenamientos con el trabajo también afecta a la nutrición. He tenido que comer bocadillos en el transporte público cuando iba de la universidad al entrenamiento", añade.

Aun así, Pinilla, que es licenciada en física y ahora estudia un máster en esa materia, se congratuló de que disponer ahora de cifras y estadísticas permita trazar el trabajo futuro para mejorar la calidad del fútbol femenino en su país.

"Ahora podemos iniciar un proceso y sentar las bases, sabiendo dónde hay que trabajar más. Esto es una llamada de atención para todas las autoridades del fútbol; ayuda a sensibilizarlas. Y dentro de tres o cinco años podremos repetir el estudio y ver qué progresos hemos hecho", dijo.