Masashi Oguro Pink

Shaping Our Future: Masashi Oguro revisa el progreso de la J-League

Económico Sostenible Historia del jugador
21 de mayo de 2021
Masashi Oguro Pink
El ex delantero de la selección japonesa Masashi Oguro comenzó a jugar en la J-League para Gamba Osaka en 1999, y jugó más de 500 partidos en las dos primeras divisiones durante dos décadas.

En la última de una serie de entrevistas que coincide con el informe Shaping Our Future de FIFPRO, habla sobre el desarrollo del fútbol japonés. Después de representar a 12 clubes, incluido el Torino de Italia, dejó de jugar el año pasado y regresó a Osaka para trabajar como entrenador.

El informe cita a la J-League como un ejemplo de planificación y normas de licencias sólidas, y un elemento del que se enorgullece aún más: a los jugadores siempre se les paga a tiempo. Pero señala que un tope salarial para novatos ha limitado el desarrollo de la liga desde los emocionantes días de la década de los 90.

Empezaste a jugar en la J-League durante una época de auge.
Fue una época brillante. Cuando comenzó la J-League (en 1993) yo estaba en el equipo juvenil de Gamba Osaka. En la liga, hubo estrellas extranjeras como Gary Lineker y Zico, pero también grandes estrellas japonesas, especialmente en Verdy Kawasaki (ahora Tokyo Verdy) y Yokohoma Marinos.

Masashi Oguro Robinho
Oguro enfrenta Robinho en un partido entre Japón y Brasil en el Mundial de 2006. Foto: Imago

¿Cuál es la mejor parte de la J-League desde una perspectiva laboral?
No tenemos impagos salariales, estamos orgullosos de eso. Como jugador, puedes tener una carrera larga y estable sin los altibajos de algunas ligas europeas.

Jugaste en el Torino con 26 años: ¿cómo fue la experiencia?
En Italia, cuando caminas por la calle, la gente se te acerca y te saluda. La verdad es que eso solo me pasó en Japón cuando estaba en la selección nacional. En Italia, 1.500 aficionados vinieron a ver los entrenamientos.

Cada vez que corríamos por el campo nos gritaban. Te pone bajo mucha presión. Tiene cosas buenas y malas. En un momento eres un héroe, pero si marcas un gol en propia puerta y la afición te ve en un restaurante te increpan “deja de comer y ponte a entrenar”".

¿Cómo se compara la J-League con la Serie A?
La J-League es más equitativa que la Serie A. Aunque Kawasaki Frontale ha sido fuerte recientemente, ningún equipo domina consistentemente la J-League. No hay un grupo pequeño de equipos poderosos como en Italia.

Masashi Oguro Torino
Oguro en su epoca con Torino en Italia

¿Cómo son las condiciones laborales en la J-League?
El año en que me convertí en profesional en 1999, se introdujo un tope salarial para novatos en toda la liga como en los deportes estadounidenses: la idea era nivelar el campo de juego para la búsqueda de novatos por parte de los clubes, como el sistema de draft en los Estados Unidos.

El sueldo de un jugador como yo bajó del equivalente a 40.000 euros de lo que antes eran 120.000 euros hasta 1998. Tienes que jugar al menos 450 minutos para aumentar tu sueldo a 70.000 euros. Por supuesto, estábamos dispuestos a jugar en cualquier posición que el entrenador quisiera para ganar ese dinero extra.

¿Qué opinas sobre el tope salarial?
No es nada bueno. No ha cambiado en 20 años. Los niños de hoy no se sienten atraídos por el fútbol porque no hay mucho dinero. No es tan atractivo. El béisbol lo es mucho más. Los jugadores de béisbol reciben un salario equivalente a 120.000 euros, aunque sean novatos, más una cuota de inscripción.

Pero el tope salarial para novatos en el fútbol, que dura hasta tres años, está frenando el desarrollo del deporte. Los jugadores estrella van primero a Europa, luego tal vez a China y finalmente a Japón o Corea. No tenemos estrellas como antes.

¿Qué cambiarías de la J-League?
Tenemos una liga estable, pero el salario promedio debería ser más alto y proporcionar un incentivo para que los jugadores jóvenes quieran tener una carrera en el fútbol. En la tercera división los salarios son muy bajos. Deberías recibir 60.000 euros, por ejemplo. Sería más atractivo para los niños.

Masashi Oguro Fan
Oguro firma la camiseta de una aficionada de Tokyo Verdy en 2008. Foto: Imago