Slovakia Member 2500

Antiguo guardameta eslovaco hace a los jugadores conscientes de sus derechos

24 de noviembre de 2021
El sindicato de futbolistas de Eslovaquia, UFP, es uno de los dos nuevos miembros de FIFPRO. Uno de sus fundadores, Jan Mucha, habla acerca de la historia, el estado actual y los retos de su organización.

Mucha es un antiguo guardameta, que hizo 46 apariciones para Eslovaquia y jugó para diez clubes en cinco continentes europeos, incluyendo el Slovan Bratislava, el Everton y el Legia de Varsovia. En este último club, conoció a Mirko Poledica y a Pance Kumbev, quienes llegaron a convertirse en presidentes del sindicato serbio de jugadores (Nezavisnost), y del sindicato de Macedonia del Norte (SFM), respectivamente.

“He hablado muchas veces con Mirko y Pance,” afirma Mucha. “Compartieron sus experiencias acerca de jugar en la Europa del Este, y hemos hablado sobre las dificultades que afrontan los futbolistas. Me dieron mucha información acerca del trabajo de los sindicatos de jugadores afiliados a FIFPRO, y me ayudaron a comprender que sería positivo para los futuros futbolistas de mi país establecer un sindicato.”

En diciembre de 2015, Mucha decidió establecer el Unia Futbalovych Profesionalov. “La idea era mejorar las condiciones laborales de los jugadores en Eslovaquia.”

“Yo mismo tuve algunas malas experiencias en Eslovaquia. Cuando estuve en el MSK Zilina, me ofrecieron un contrato, pero cuando lo rechacé, me apartaron del equipo de reserva durante seis meses y solo me permitieron acudir a las sesiones de entrenamiento. Cuando establecimos el sindicato, ese tipo de cosas todavía ocurrían en nuestro país.”

Jan Mucha 1 1100

Mucha movilizó y organizó a los jugadores, con la ayuda, entre otros, de su actual Secretario General, Branislav Bolech, y del abogado Peter Lukasek, que recientemente ha sido nombrado por FIFPRO como juez de la Cámara de Resolución de Disputas de la FIFA.

“Uno de los mayores problemas fue que los jugadores no conocían sus derechos,” afirma Mucha. El sindicato observó que muchos futbolistas profesionales tenían dificultades con contratos ilegales, reducciones salariales, o por haber sido apartados del primer equipo.

“Estaban descontentos con la situación, aunque no sabían qué hacer al respecto. Ahora, después de cinco años de actividad del UFP, los jugadores son más conscientes de sus derechos, saben que pueden contactar con nosotros y que podemos ayudarles.”

El pago de salarios era un problema, pero en los últimos años ha mejorado, afirma Mucha. “No es un problema tan grande como solía ser. Hay siempre algún club en primera o segunda división que tarda mucho en pagar a sus jugadores, pero la mayoría de los clubes de primera división pagan sus salarios dentro de plazo.”

“Si participamos en el proceso de toma de decisiones, entonces podemos prevenir problemas, en lugar de simplemente tratar de resolverlos”

Aproximadamente 300 futbolistas se han afiliado al UFP, y el sindicato trata de incrementar esa cifra.

“Hemos observado que muchos jugadores piensan únicamente en incorporarse al sindicato cuando tienen problemas,” afirma Mucha. “Tratamos de hacerles comprender que también podemos ayudarles aunque no se encuentren en dificultades. Por ejemplo, podemos ayudarles con la formación, campos de entrenamiento o con beneficios que ofrecen algunos de nuestros socios.”

Algunos futbolistas de la selección nacional se afiliaron al sindicato, pero Mucha trata de captar a mayor número de internacionales. “Los jugadores todavía me conocen por la selección nacional. Podríamos aprovechar su apoyo para ampliar el reclutamiento de jugadores en nuestro país.”

Jan Mucha Player Visit 1 11

Al igual que otros sindicatos de jugadores en la Europa del Este, UFP ha tenido problemas para ser reconocido por otras partes importantes de su país. “Nuestra relación con la Federación de fútbol (SFZ) está mejorando, pero si verdaderamente queremos mejorar las condiciones laborales de nuestros futbolistas, la SFZ y los clubes deberán aceptarnos como socios e invitarnos a sentarnos en la mesa de negociación. Deseamos participar en las grandes decisiones relativas a los jugadores.”

“Si participamos en el proceso de toma de decisiones, entonces podemos prevenir problemas, en lugar de simplemente tratar de resolverlos.”

“Ahora, somos miembros de FIFPRO y esperamos obtener ese reconocimiento.”

Otro problema es la estructura actual del sistema de arbitraje del país. UFP participó en un proyecto de FIFA-FIFPRO para establecer la Cámara Nacional de Resolución de Disputas (CNRD), y el sindicato consiguió una cifra de jueces igual a la de los clubes. Sin embargo, el presidente y el vicepresidente de este organismo de arbitraje son nombrados por la SFZ, que no cumple el reglamento de la FIFA. “Esto es muy importante, porque cada asamblea consta de tres jueces: los futbolistas y los clubes nombran cada uno de ellos a un juez, y el tercero es el presidente o el vicepresidente,” afirma Mucha. “Junto con la FIFA y FIFPRO, tratamos de que la SFZ modifique esa estructura.”