Vea lo que sucede en Facebook Twitter YouTube Flickr

FIFPro-Worlds-players-union-mobile-logo

Los futbolistas profesionales del club rumano Metalul Resita están hartos del trato que reciben por parte de su club, que lleva de 3 a 10 meses sin pagarles, e incluso les abandonó tras un partido perdido disputado fuera de casa, a 400 kilómetros de su propio campo.

Durante su partido contra el Olimpia Satu Mare, el pasado sábado 14 de noviembre, los futbolistas del club de segunda división protestaron sobre el campo de igual forma que han hecho anteriormente otros jugadores, como sus colegas del Racing de Santander. Tras el saque inicial, se quedaron inmóviles hasta que el árbitro dio por finalizado el partido de manera oficial, en el tercer minuto.

Los futbolistas del Metalul Resita desplegaron una enorme pancarta en la que se leía: "Fotbalişti 2015 = sclavi" (Futbolistas en 2015 = esclavos). Es una muestra de su desesperación y frustración, pues hasta el sábado los directivos del club habían permanecido sordos ante las quejas de los jugadores por el impago de sus salarios, por las pésimas condiciones de entrenamiento y por el hecho de que el club –tras una derrota 3-0 frente al Dacia Mioveni – sencillamente dejó a los futbolistas en Mioveni, a 400 kilómetros de Resita.

El sindicato rumano de futbolistas, AFAN, apoya plenamente al equipo del Metalul Resita. Para el próximo fin de semana, AFAN organiza un acto de protesta que se mostrará antes del inicio de cada partido de segunda división, en que los jugadores de cada equipo exhibirán una pancarta con el texto “Respect Resita” (Respeto para el Resita).

FIFPro expresa su gran preocupación acerca de la situación de los futbolistas del Metalul Resita, y secunda la protesta del AFAN, ha afirmado el Secretario General Theo van Seggelen. “Es chocante que hoy en día los futbolistas tengan que esperar de tres a diez meses para cobrar sus salarios. Parece ser que los clubes no tienen intención de respetar los contratos y que pueden salirse con la suya ante este comportamiento irrespetuoso e inhumano.”

“Estos futbolistas no son millonarios. Han firmado contratos con salarios modestos, que ni siquiera reciben. Tienen familias que mantener y facturas que pagar, pero no tienen dinero.”

“Desafortunadamente, hay demasiados casos como el del Metalul Resita en el mundo del fútbol. Precisamente por eso, hace poco FIFPro ha decidido presentar una reclamación ante la Comisión Europea, con el fin de abordar el actual sistema de transferencias, que para perjuicio de estos jugadores es imperfecto en su mayor parte.”

Resita 3 640

La Historia de FIFPro